BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

lunes, 9 de mayo de 2011

Las enfermedades y las emociones.


Cuando te dan una mala noticia, palideces, tiemblas y hasta te puede sobrevenir un síncope cardíaco. La noticia te llegó por conducto mental.


Estás comiendo y un amigo te molesta con alguna inconveniencia. Desde ese momento pierdes el apetito aunque minutos antes hayas estado comiendo alegre y feliz. Las palabras del imprudente amigo te afectaron por conducto mental.

Te ves en una repentina emergencia. Tiemblas y te paralizas de miedo. ¿Por qué no tienes fuerzas para moverte? ¿Por qué tiemblas de miedo?

Te domina un arrebato de cólera. Momentos después te quejas de un fuerte dolor de cabeza, o peor aún, mueres víctima de un infarto fulminante.

Es bien sabido que un repentino y violento disgusto no tan solo debilita el corazón en pocas horas, sino que ha producido la locura y hasta la muerte

Aún así, nos parece imposible que las ideas y las emociones influyan en el organismo.

Se han comprobado varios casos, como por ejemplo, el de un niño de pecho que murió poco después de haber tenido su madre un gravísimo disgusto mientras lo amamantaba. Las secreciones del organismo, alterado por la emoción, habían envenenado la leche de sus pechos.

En ocasiones parecidas los bebés no murieron pero tuvieron convulsiones y graves desarreglos intestinales.

¿Qué podemos concluir de todo esto?

¡Que las emociones enferman el cuerpo!



Emociones y Enfermedades

Se tiende a pensar que la enfermedad siempre llega de afuera y hay cierta resistencia a considerar la mente como un factor decisivo en la salud.

Investigaciones realizadas demuestran que el estado emocional puede alterar la respuesta inmunitaria, ayudar al desarrollo y también a la curación de muchas enfermedades. 

Janice Kiecolt y Ronald Glacer, de la Universidad de Ohio, descubrieron la relación entre la aflicción de los familiares que cuidan a un enfermo de Alzheimer y el mayor número de resfríos que padecen. El seguimiento de los participantes en el estudio indicó que, aun dos años después de haber cesado los cuidados del enfermo, los sistemas inmunitarios de los parientes no habían terminado de recuperarse.

En la eterna lucha contra las enfermedades, nunca debemos olvidar que lo que comemos es casi con certeza menos importante que lo que "nos está comiendo".

Las emociones positivas previenen enfermedades, o una vez que éstas se han manifestado, pueden contribuir a su curación, y las emociones negativas ayudan a contraer enfermedades.

Cuando tenemos la actitud mental correcta podemos escapar al ataque cardíaco, vencer al cáncer y sobrevivir a los virus. La salud mental es la medicina más poderosa que tenemos y la más olvidada de todas las terapias.

CUANDO EMPEZAMOS A PONERNOS ENFERMOS


1) Cualquier tensión emocional, psicológica o espiritual no resuelta crea una contradicción entre lo que le dicta el interior y lo que la persona está viviendo en la vida.

2) La influencia de las creencias. 
Cada uno de nosotros estamos condicionados por una serie de creencias que nos hacen ver y vivir la realidad de modo bien distinto.


3) La incapacidad de dar y/o recibir amor. 
Todos tenemos necesidad de tener experiencias gratificantes y compensatorias en el terreno afectivo y, si no es así, se producen bloqueos que desembocan tarde o temprano en la temida enfermedad


4) La falta de humor y la incapacidad de desdramatizar los sucesos de la vida cotidiana. 
La risa tiene un poder curativo enorme y el sentido del humor hace eliminar muchas de las tensiones.


5) La imposibilidad de elegir libremente en la vida. 
Es que la necesidad de tener el control de nuestra propia vida se ha convertido en una fuente de conflictos permanente.


6) La falta de cuidado de nuestro cuerpo físico. 
La alimentación, el ejercicio, la vida saludable, los hábitos sanos, etc., son pilares fundamentales para mantener la salud.


7) La pérdida de ilusión por la vida, la ausencia de metas y objetivos. 
Es una de las principales causas de enfermedades, primero psicológicas -depresión, neurosis, etc.- y más tarde físicas.


8) La tendencia a la negación. 
Es decir, la incapacidad para enfrentarse a los obstáculos de la vida y de reconocer lo que en ella no funciona.


continuará...