BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

sábado, 24 de diciembre de 2011

meditaciones con los ángeles 24 de diciembre

RIESGOS

Consejo de los ángeles:  
 "Es mejor arriesgarse y perder que no arriesgarse nunca"

Cuando oímos hablar de riesgos, nuestro primer impulso es echar a correr en dirección opuesta.  Casi todo  el mundo prefiere no jugar en la Bolsa, pero entonces son otros los que se hacen millonarios.  ¿Cuáles son las consecuencias de eludir los riesgos?  Es probable que no perdamos nada en materia de dinero o de ilusión de seguridad, pero ni ganamos ni hacemos realidad nuestros sueños.  La verdad es que los que se arriesgan – con inteligencia – son aquellos que viven una vida más intensa.  Los ángeles saben que la vida es riesgo por su propia naturaleza, porque cambia continuamente.  La vida es cambio y el riesgo es adaptación al cambio.  Naturalmente, riesgo no es lo mismo que temeridad.  Por otra parte, ¿quién dice que jugarse todo el dinero en valores seguros o participar en una carrera sea temerario?  Cambiar de profesión, salir con un poeta arruinado, reunir el coraje de decir a alguien que le queremos, son riesgos que pueden parecer absurdos, pero que quizá deberían recetarlos los médicos.  Cuando tenemos el valor de seguir los dictados del corazón, nunca equivocamos, sea cual sea el resultado.

¿Cuáles son los riesgos que te asustan?  ¿Qué riesgos crees que corres?  Si crees que corres algún riesgo, detente un momento y pregunta a los ángeles, luego escucha lo que dice tu corazón, tu intuición o tu voz interior antes de decidirte a asumirlo.  Los ángeles estarán siempre a tu lado para guiarte, sea cual sea el resultado.

Meditación de los ángeles:    
Arriesgarse es vivir