BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

jueves, 3 de junio de 2010

Como comprender la reencarnación

Es bueno antes de desechar una idea, como hipótesis razonable de pensamiento, aplicar lo que se llama la “teoría de los opuestos”, “el contra punto” o llegar a una conclusión por “contra-posición”.

Y en el caso de la reencarnación con mayor motivo, es decir intentar dar respuestas, a una serie de preguntas que todos los seres humanos nos hacemos alguna vez a lo largo de nuestra vida, al ver a nuestro alrededor o en nuestras propias carnes, vidas truncadas e injusticias tanto económicas como sociales.

La doctrina de la reencarnación es a nuestro entender, una Ley Moral que posibilita una explicación racional de las desigualdades que observamos en la raza humana, al mismo tiempo que nos da confianza en nosotros mismos y esperanza en el futuro, pues mediante su cumplimiento se cristaliza la igualdad de posibilidades, de oportunidades para que todos los seres evolucionen.

Partimos de una evidencia, para que haya reencarnación debe existir la muerte, en algo que todos los seres humanos estamos de acuerdo, es que todos cuando nos llegue el momento, moriremos.


Si la muerte nos iguala:

¿No será que todos somos iguales en esencia?

¿Entonces que nos hace diferentes en nuestras vidas?

¿Qué nos hace a cada ser humano tener vidas y muertes diferentes a los demás?

¿De qué otra manera compatibilizamos el Amor y la Justicia de Universal (esa que está por encima de la justicia de los hombres) frente a las tremendas desigualdades humanas?

¿Cómo explicamos la presencia de genios, niños prodigio, asesinos, seres con capacidades físicas o intelectuales diferentes al resto de sus padres?

¿Qué objetivo tiene una existencia de privaciones y sacrificios, frente a otra tranquila y despreocupada?

¿Qué método utiliza esa energía creadora para determinar quién llevará una vida digna y quién una más humillante?

¿Qué parámetros se utilizarán luego para evaluar los sentimientos, pensamientos y acciones de cada individuo en sus vidas si sus existencias tuvieron oportunidades tan dispares?

¿Dónde radica la Justicia Universal si no tenemos oportunidad de participar en nuestra planificación existencial?

Muchos interrogantes más podríamos plantearnos que nos harían dudar de la Justicia, el Amor Universal, si pensamos que Vida, es el tiempo que transcurre entre el nacimiento y la muerte física.

Si creemos que el alma o espíritu de cada ser humano fue creado en el momento de nacer:

¿Por qué entonces somos tan diferentes? Pensemos en el seno familiar donde los condicionamientos sociales y culturales son los mismos, sin embargo cada integrante es una individualidad que siente, piensa y actúa de manera distinta.

En cambio si pensamos que ese elemento espiritual, llámese espíritu, alma o energía, pudo no haber sido creado con el cuerpo, sino mucho antes que él y haber dado vida a otros cuerpos y haber tenido otras experiencias, podríamos comprender equitativa y racionalmente esas diferencias y desigualdades tan evidentes.

"No es más sorprendente haber nacido dos veces que una sola: en la naturaleza todo es resurrección"
Voltaire.