BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

miércoles, 22 de diciembre de 2010

meditaciones con los ángeles 22 de diciembre

LA LLAMA ETERNA


Consejo de los ángeles:
“Hay un fuego en la Naturaleza que nunca se apaga y que ningún frío puede extinguir”
HENRY DAVID THOREAU, A Winter Walk

Ese fuego al que se refiere Thoreau en la cita reside en el corazón humano, la fuente de la “virtud”, por emplear una de sus palabras favoritas. La bondad hace surgir el verano aún en el peor de los inviernos. Ese fuego es una llama eterna, porque representa el aliento del espíritu, la fuerza creadora que mantiene todas las cosas vivas. Thoreau tiene la inteligencia de no ver en la Naturaleza un adversario, sino un amigo constante; para él, el invierno es un verano “cubierto por una ligera capa”, y el sol, una fuerza continua de vida y de luz en los días fríos y en los días cálidos. Los ángeles nos recuerda que, como el sol, nuestra llama interior – nuestro espíritu – está siempre dispuesto a darnos calor, aún en tiempos de vacío y dolor. Cuando nos conectamos con los dones del espíritu – creatividad, pasión, imaginación -, somos capaces de derretir la nieve de la desesperación y descubrir los restos de la vida que no habían muerto, sólo estaban esperando la llegada de la primavera.

¿Hasta qué punto estás en contacto con tu espíritu? ¿Utilizas eficazmente los dones del espíritu en tu vida? ¿Puedes identificar qué es lo que deprime o mata tu espíritu? Recuerda que los ángeles siempre están ahí para despertar el fuego interior y avivar la llama que se lleva la tristeza y el miedo, e irradia energía, pasión y acción creativa.

Meditación de los ángeles:
 Me caliento con la radiante energía de mi eterna llama interior