BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

miércoles, 15 de mayo de 2013

¿que es la geometría sagrada?


La palabra geometría viene del griego y se compone de dos palabras: 
geo que significa tierra y
metria: que significa medida.

 Vendría a ser el latir de la Tierra así como nuestro propio latir. Todo lo que existe en esta tercera dimensión tiene como base la geometría y las formas arquetípicas, que sustentan todo lo que existe.

Es la vibración y la energía que antecede a la materia.

De un estado de conciencia a otro La geometría sagrada es el estudio de formas geométricas y sus relaciones metafóricas con la evolución humana y del Universo. Es el estudio de las transiciones evolutivas fluidas de la mente, las emociones, el espíritu y la conciencia, reflejadas en la transición subsiguiente desde una forma de geometría sagrada (Estado de conciencia) hacia otro . Cuando activamos conscientemente una serie de proporciones primas o de geometría sagrada, estamos sintonizando nuestras propias frecuencias personales para coordinar y operar en concordancia con la armónica dominante.

La armonía entre el individuo y el cosmos

Platón decía: Dios geometriza. Podemos también afirmar que es una ciencia que estudia la armonía entre el individuo y el cosmos. La geometría sagrada es una metáfora de la ordenación del Universo, estudia las proporciones, patrones, sistemas, códigos y símbolos que representan la fuente de vida de la materia y del espíritu. Es la huella digital de la Creación, el nacimiento de todas las formas. Algunos autores se refieren a la Geometría Sagrada como una forma de abrir el corazón y evolucionar la conciencia a través de los modelos geométricos. Esta enseñanza, se dice que comenzó en Egipto y luego en la antigua Grecia y sus fundamentos han sido practicados por diversas civilizaciones.

La importancia de la Geometría Sagrada es la de equilibrar los dos hemisferios del cerebro.

La Geometría Sagrada permite la sincronización de los dos hemisferios ya que la percepción de las imágenes, los colores, las formas, las experiencias místicas y los niveles meditativos que se alcanzan con la contemplación o la realización de dibujos mandálicos, son procesos que se realizan en el hemisferio derecho. Todo lo relacionado con la geometría, que implica matemática, orden espacial, proporciones, iconografía y razonamiento, está procesado por el hemisferio izquierdo. De esta forma el hemisferio izquierdo con la Geometría Sagrada, se involucra con la experiencia mística y no la cuestiona, no la “sabotea”, al contrario, la apoya porque consigue un marco lógico, una comprensión intelectual para explicar estados más sutiles del ser. 


En la ciencia vemos cómo la Geometría Sagrada es la matriz para crear la vida. El ADN, cuya función es la preservación de la vida, tiene una forma helicoidal basada en una espiral de dodecaedros desdoblados. Los patrones geométricos se encuentran en las moléculas de todos los elementos físicos, en las fórmulas químicas, en las ondas de los sonidos…en cada partícula de nuestro complejo universo. Sin la Geometría Sagrada que forma el orden de los átomos en los elementos como el oxígeno, el carbono, el hidrógeno, el nitrógeno y el magnesio, no existiría la vida como la conocemos.

Cuando activamos conscientemente una serie de proporciones geométricas primas o llamadas “sagradas” en nuestro cuerpo, nos sintonizamos con la red geométrica armónica del Universo. En cada punto del cuerpo donde hay energía transmitida o recibida se activan mandalas tridimensionales, que van cambiando, así como cambian nuestros pensamientos”.

Activar la Geometría Sagrada permite al corazón expandirse y conectarse al campo unificado de energía universal que nos permite ser parte de la red global de conciencia.