BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

domingo, 31 de julio de 2011

¿Cómo y en qué lugar me puedo comunicar con Dios?


Las personas cuando quieren hablar con Dios sienten que debe haber un lugar en donde hablarle, pero en realidad un lugar en lo físico no existe porque Dios es un Todo y definitivamente es imposible decir que estará solamente en un sitio.

Dios está en nuestro corazón, Dios es parte de nosotros, Dios está en todos los lugares, entonces no hay un sitio, no hay una forma y no hay un método especifico para llamarlo.

A través de nuestras acciones, a través de nuestro comportamiento, a través de lo que nosotros sentimos es como podemos establecer una comunicación con Dios, cada cosa que hacemos es como si fuera un ritual a Dios, como una ofrenda.

¿Por qué? Porque es nuestro Creador, porque es parte de nosotros, porque está en nuestro corazón, porque no existirían humanos si no existiera Dios.

La forma en que puedes sentir que estableces un comunicación y conversación con Dios es darte un tiempo para sentirte feliz, para expresar esa felicidad a los demás, para comunicar en tus acciones, en tus movimientos, en tu hablar, en tu caminar todo el amor que le tienes a Dios.

Por ejemplo, como dice El Corán que los pajaritos cuando están tomando agua, al elevar su piquito al cielo, están agradeciendo a Dios y están hablando con Él.

Esta pequeña acción de los pajaritos nos demuestra que cada cosa, cada ser vivo, cada humano en nuestras acciones, en nuestro caminar, hablamos con Dios todo el tiempo. Que no hagamos consciencia de ello es otra cosa, pero nuestra comunicación con Dios es primordial, necesaria y existe siempre.

Cada cosa que hacemos es para Dios, porque es para la felicidad, porque es para nosotros y nosotros somos Dios, somos parte de ese Dios y Dios está en nuestro corazón.

Cada palpitar de nuestro corazón, cada vez que lo oyes, su latir, ahí está ese lenguaje de y para Dios, cada palpitar es esa comunicación con Él que nos está dando la vida y nosotros con cada latir estamos dándole las gracias.

En el mismo momento en que tu sangre está circulando, estás hablando con Dios.


http://www.sabiduriadelcorazon.org/