BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

jueves, 20 de enero de 2011

meditaciones con los angeles 20 de enero

DECAIMIENTO

Consejo de los Ángeles:   
Cuando has tocado fondo, sólo puedes moverte hacia arriba.

Estar vivo significa sentirse decaído alguna vez.  Puede fallar un trabajo, pueden rechazarnos una propuesta, puede fallar una expectativa o un sueño.  Cuando estamos desanimados, deberíamos detenernos a examinar qué es lo que nos ha conducido a esa situación  ¿Hemos depositado nuestras esperanzas en una meta irreal? ¿Nos hemos jugado todo a un solo número?  ¿Hemos proyectado en otra persona cualidades que no tenía?  Quizá teníamos esperanzas justificadas, pero nos ha fallado el momento o ha intervenido una circunstancia que no está en nuestras manos modificar.  Los ángeles nos recuerdan que ni el decaimiento ni el dolor son eternos.  La mayor parte de las veces nos espera algo mejor si dejamos que se desarrollen los acontecimientos, sin anticiparnos a predecir o a anticipar los resultados.  Cuando nos sintamos decaídos, analicemos si el sueño o la meta eran realistas y si realmente nos convenían.  Si la respuesta es positiva, siempre podemos cambiar de estrategia y formular otras alternativas para salir adelante con éxito.

¿Te has sentido decaído últimamente? ¿Cómo has reaccionado? ¿Te has dejado caer en el abatimiento total o te has levantado y has superado su estado de ánimo? ¿Has contribuido a desanimar a otra persona? Si es así, ¿cuál te parece que ha sido la razón? ¿Cómo podrías recuperar tu propia confianza y la de los demás?

Meditación de los Ángeles:  
Intentaré que mis expectativas y mis metas sean realistas en la medida de lo posible y no dejaré que mi felicidad dependa de una sola cosa