BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

jueves, 13 de enero de 2011

meditaciones con los angeles 13 de enero


SIN CONTROL


Consejo de los ángeles:  
  "La mejor forma de controlar a la gente es animarla a que sea egoísta"
SHUNRYO SUZUKI

Querer controlar a los demás es un comportamiento espantoso que, sin embargo, repetimos continuamente, con mayor o menor sutileza.  Decimos lo que hay que hacer y cómo debe hacerse.  Utilizamos el dinero y el poder para conseguir lo que queremos de otras personas.  Empleamos métodos pasivos-agresivos para manipular la situación con quejas, intentando crear mala conciencia en el otro o abrumándolo con atenciones para que se sienta obligado a correspondernos.  Pero, aunque parezca una paradoja, nunca controlamos tanto una cosa como cuando la dejamos en paz.  Cuando el maestro zen Shunryu Suzuki habla de permitir que los demás sean egoístas, quiere decir dejarles que examinen su vida a su propio ritmo.  Dejémoslos con sus errores y sus descubrimientos.  Basta con observar el proceso.  Cuando lo hagamos así, nos daremos cuenta de que no podemos controlar a nadie.  Lo más que podemos hacer es controlar nuestra necesidad de controlar.  Cuando nos olvidamos de una obsesión – y abandonamos la fantasía de control – al menos podremos controlar a nuestro mejor aliado, que no es otro que nuestra propia mente.

¿Intentas controlar a los demás? ¿Cómo y por qué lo haces? ¿Cómo te sienta que otros lo intenten contigo?  Procura abandonar poco a poco la idea de tener que hacer las cosas de una determinada manera para sentirte cómodo y seguro.  Disfruta de la libertad que proporciona no tener que controlarlo todo.

Meditación de los ángeles:   
No busco controlar, sino comprender