BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

sábado, 18 de diciembre de 2010

frase del día

"El idioma del corazón es Universal: 
sólo se necesita sensibilidad para entenderlo y hablarlo"

Los Iguales se Atraen


Sólo una persona amorosa - alguien que ya es amoroso - es capaz de encontrar la pareja adecuada.

Esta es mi percepción: Si eres infeliz, encontrarás a alguien que es infeliz. La gente infeliz se siente atraída por la gente infeliz. Y está bien, es natural. Está bien que la gente infeliz no se sienta atraída por la gente feliz; de lo contrario, destruiría su felicidad. Está perfectamente bien. Sólo la gente feliz se siente atraída por la gente feliz.

Los iguales se atraen. Las personas inteligentes se sienten atraídas entre sí; las personas estúpidas se atraen mutuamente. Te conectas con personas de tu mismo nivel. Así que lo primero que hay que recordar es: una relación que se ha originado en la infelicidad se volverá amarga. Primero sé feliz, alegre, celebra y sólo entonces encontrarás otra alma que esté celebrando y habrá un encuentro de dos almas bailando juntas y una danza maravillosa surgirá de ahí.

No pidas una relación debido a tu soledad, no. De ser así, te estarás moviendo en la dirección equivocada. Entonces estarás utilizando a la otra persona y estarás siendo utilizado por ella. Y...¡a nadie le gusta ser utilizado! Cada individuo es un fin en sí mismo. El utilizar a alguien es inmoral. Primero aprende a estar solo. La meditación es una forma de estar solo.

Si eres capaz de ser feliz cuando estás solo, habrás encontrado el secreto de la felicidad. Entonces serás capaz de ser feliz en pareja. Si eres feliz, entonces tendrás algo que dar, que compartir. Porque cuando das, también recibes; no al contrario. Entonces surge la necesidad de amar a alguien.

Normalmente tienes la necesidad de ser amado por alguien. Es una necesidad equivocada también. Es una necesidad infantil; denota tu inmadurez. Es la actitud de un niño.

Nace un niño. Naturalmente, el niño no puede amar a su madre; no sabe qué es el amor y no sabe quién es su madre ni quién es su padre. Está absolutamente indefenso. Su ser no está todavía integrado; no está formado, no es uno todavía. Es sólo un potencial. La madre tiene que amarlo, el padre tiene que amarlo, toda la familia ha de volcar su amor en él. Ahora él aprende algo: que todos deben amarlo. Él nunca aprende que debe amar. Ahora el niño crecerá, y si permanece estancado en esta actitud de que todos deben amarle, sufrirá por el resto de su vida. Su cuerpo habrá crecido, pero su mente permanecerá inmadura.

Una persona madura es aquella que descubre su otra necesidad: la necesidad de amar a alguien. La necesidad de ser amado es infantil, inmadura. La necesidad de amar es madura. Y cuando estás listo para amar a alguien, sólo entonces, puede surgir una relación bella.

«¿Es posible que dos personas en una relación amorosa se dañen mutuamente?» Si, de hecho es lo que está ocurriendo en todo el planeta. El «ser bueno» es muy difícil. Ni siquiera eres capaz de ser bueno contigo mismo. ¿Cómo vas entonces a ser bueno con alguien más? ¡Ni siquiera eres capaz de amarte a ti mismo! ¿Cómo vas a amar a otro? Primero aprende a amarte, aprende a ser bueno contigo mismo.

Tus «santos religiosos» te han enseñado a no amarte, a no ser bueno contigo mismo. ¡Sé duro contigo! Te han enseñado a ser blando con los demás y estricto contigo mismo. Esto es absurdo. Yo te enseño que lo primero y más importante es ser amoroso contigo mismo. No seas duro, sé blando. Cuida de ti mismo. Aprende a perdonarte — una y otra y otra vez — siete veces, setenta y siete veces, setecientas setenta y siete veces. Aprende a perdonarte. No seas duro; no te enfrentes contigo mismo. Y así florecerás.

En ese florecimiento atraerás a otra flor. Es natural. Las piedras atraen a las piedras; las flores atraen a las flores. Entonces se crea una relación bella, con gracia. Si puedes entablar una relación así, tu relación crecerá, se convertirá en una oración; tu amor se convertirá en éxtasis y a través del amor conocerás lo divino. 

Osho

meditaciones con los ángeles 18 de diciembre

¿POR QUÉ TANTA PRISA?


Consejo de los ángeles:
Despacio

En la película La mujer del obispo hay dos personajes que toman un taxi y le dicen al conductor que los lleve a su destino por vías secundarias, para así poder disfrutar del paisaje nevado. El taxista contesta que le encanta encontrar dos personas que saben a dónde van y no les importa demorarse en el camino, porque la mayoría de las personas que cogen su taxi no sólo no tienen la menor idea a dónde quieren ir, sino que, además, llevan una prisa terrible. Pensemos en el verbo correr, no es cierto que ya hay algo en sus sonidos que nos pone nerviosos. ¿Por qué tenemos que correr siempre? Si llegamos tarde, pidamos a los ángeles que allanen el camino y procedamos a paso natural, acabaremos por descubrir que llegamos a tiempo.

Cuando vamos corriendo, no percibimos lo que nos rodea y nos aislamos de las cosas. Es bueno saber dónde estamos, a dónde vamos y por qué. Así pues, vayamos despacio, tomemos aire y sintamos la vida a lo largo del camino. Pidamos a los ángeles que nos ayuden a tomarnos todas las cosas con tranquilidad.

Meditación de los ángeles:
No tengo prisa

viernes, 17 de diciembre de 2010

frase del día


Nada ocurre porque si. Todo en la vida es una sucesión de hechos que, bajo la lupa del análisis, responden perfectamente a causa y efecto.
Richard Feynmann

¡Renuévate!


No guardes cosas viejas si no las vas a usar nunca.
Haz un regalo a alguien que le gusten esas cosas,
o véndelas y cómprate algo mejor
y si no sirven, tíralas, porque de nada sirve quedarse atrapado en objetos del ayer.

Tu mayor tesoro es el buen recuerdo, eso nadie te lo podrá quitar, ni se podrá oxidar.
Esa es la joya de tu alma, la luz que te hace cada día mejorar desde la experiencia
y la plenitud de saber que bien has vivido la vida.

Y no te olvides de sonreirle a la imagen del espejo, porque de tal manera aprenderás a desplegar el buen humor, las buenas formas y la simpatía.

Después de todo el sujeto que llevas dentro, de vez en cuando necesita de tu sonrisa y saber que desde tu conciencia, irradias una buena onda hacia afuera, tanto como la que envias a tu alma.

Y así cuando pase el tiempo,
verás que todo es un contínuo movimiento
y un eterno retorno
siempre desde una dimensión superior.

¡Siempre mejorando y liberándote!
¡Ámate y déjate amar!

Aunque parezca difícil emprender el camino y avanzar, cuando hayas dado varios pasos, estarás nuevamente andando el sendero de la felicidad.

Recuérdalo siempre:

nunca es tarde para...
volver a empezar.

meditaciones con los ángeles 17 de diciembre

SACAR LA BASURA
Consejo de los ángeles:
Cuando la vida huele mal, es que ha llegado el momento de sacar la basura

Aunque a nadie le guste, sacar la basura es una de esas cosas que hay que hacer; basta imaginar lo que ocurriría si, en vez de recogerla, la apiláramos durante días, meses o años. La imagen resulta tan horrible que es mejor no pensarlo y, sin embargo, pasamos aún más tiempo sin sacar nuestra basura personal, porque todos tenemos una basura interna y externa que deberíamos recoger periódicamente y el hecho de que no se vea no significa que sea buena para la salud. Las iras que hemos ido acumulando, las responsabilidades que hemos descuidado; antes o después, su mal olor invade nuestra vida y la de aquellos que nos rodean. Los ángeles saben que se necesita valor para sacar la basura personal para limpiar nuestra vida y descargarnos de los pensamientos y los actos destructivos o anacrónicos que nos impiden crecer y ser felices y, tampoco ignoran que no se puede hacer un día, pero nos animan a que examinemos los actos o los pensamientos que sólo sirven para hacernos retroceder o para agrandar nuestros problemas y hagamos un esfuerzo periódico para llevarlos al centro de reciclaje de los ángeles, donde ellos estarán encantados de hacerlos desaparecer.

¿Hay en tu vida basura con la que no sabes qué hacer? Puedes dibujar tu cubo de la basura psíquico y llenarlo de todo lo que debas tirar. Entre otras cosas, puede haber relaciones que ya no te sirven de nada, hábitos que deberías perder, temores que te impiden vivir plenamente. Por tanto, saca la basura para que se la lleven los ángeles.

Meditación de los ángeles:
Me esfuerzo regularmente por mantener mi vida sana y equilibrada

jueves, 16 de diciembre de 2010

MEDITAR CON MANDALAS

¿QUE ES UN MANDALA?

En nuestros días es muy común escuchar hablar de mandalas, ver cuadros y decoraciones basados en mandalas, y hasta meditar con mandalas. Mandala es una palabra sánscrita que significa “círculo”. Tiene su origen en la India y son utilizado desde tiempos remotos.

Consiste básicamente en una forma circular con formas geométricas concéntricas, organizadas en diversos niveles visuales. Las formas básicas más utilizadas son círculos, triángulos, cuadrados y rectángulos y pueden ser creadas en forma bi o tridimensional. En Oriente hay gran cantidad de templos realizados en forma de mandala.

Desde el punto de vista espiritual es un centro energético de equilibrio y purificación que ayuda a transformar el entorno y la mente de quien medita en ellos.

En la cultura occidental fue Carl G. Jung, uno de los padres de la psicología, quien los utilizó en terapias psiquiátricas con el objetivo de alcanzar la búsqueda de individualidad en los seres humanos.

Jung solía interpretar sus sueños dibujando un mandala diariamente. En dicha actividad descubrió la relación que éste tenía con su centro y a partir de allí, elaboró una teoría sobre la estructura de la psique humana.

Según Jung, los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto el consciente como el inconsciente. Afirmó que el arquetipo de estos dibujos se encuentra firmemente anclado en el subconsciente colectivo.

Crear mandalas y meditar en ellos es un poderoso instrumento que potencia la creatividad, expande la conciencia y nos reconecta con nuestro Ser. Además nos ayuda a mejorar la comunicación con el mundo y nos permite desarrollar la auto-aceptación y la auto-observación de una manera natural e intuitiva. Nos centra, nos armoniza, nos hace sentir paz y bienestar.

Quien realiza o medita sobre un mandala, comienza a descubrir y a comprender que cada parte del mandala forma parte de un todo y que cada parte del universo forma parte de uno mismo. Descubre en definitiva, la unidad de la que hablan todos los grandes seres espirituales, el verdadero significado de “todo es uno”.

Cómo crear un mandala

La principal regla en la creación de un mandala es dejar fluir la imaginación, la creatividad, la energía, actuando de forma libre e intuitiva, sin preconceptos. Buscar un significado racional puede truncar el valor esencial del mandala.

El momento presente es el que cuenta y no lo que sepamos de colores y formas. Hay que dejar que los colores y las formas hablen a través de nosotros. El mandala es un reflejo de nuestro interior.

Necesitamos unos minutos de contemplación, concentración y calma, en un ambiente tranquilo y cómodo.

Debemos tener en cuenta su esquema básico: un círculo y cuatro puntos cardinales. Se puede variar la base y reemplazar el círculo por un triángulo, un cuadrado o un octágono.

Todo lo que hacemos en nuestra vida a nivel físico y concreto, tiene sus repercusiones en planos más sutiles y elevados y viceversa. La creación de un mandala, que es un simple dibujo para el ojo racional, para lo sutil es como un mapa que nos marca el camino hacia el auto conocimiento profundo, entendiendo incluso, aspectos imposibles de poner en palabras.

La creación de un mandala es un ida y vuelta entre lo sutil y lo concreto. Es esa porción del universo que ocupa nuestro ser, nuestra esencia. Creamos nuestro propio espacio sagrado, dejando fluir las energías de forma libre y natural.

La libertad en la creación se extiende a los materiales: lápices, tizas, acuarelas, acrílicos, piedras, arena, en maderas, hojas, metales, etc.

Debemos pintarlo de manera intuitiva, sin pensarlo. Si lo comenzamos a pintar de afuera hacia adentro, se representa el autoconocimiento de lo externo hacia nuestro centro, hacia nuestro interior. Si nace de nosotros comenzar desde el centro hacia afuera, esto simboliza la expansión de la conciencia.

Del mismo modo elegimos los colores, no importa que no combinen entre sí. En ellos se verá reflejado nuestro estado de ánimo.

Si nos produce sueño durante el proceso, se debe a que pasamos de estar tensos a estar relajados. Es normal; en este caso es preferible dejarlo y continuarlo mas tarde.

“Sólo se volverá clara tu visión cuando puedas mirar en tu propio corazón.
Porque quien mira hacia fuera, sueña, y quien mira hacia dentro, despierta”
Carl Jung



“La Flor de la Vida”
es un mandala que se ha encontrado en distintas civilizaciones, a lo largo de la historia. El más antiguo se encontró en Egipto.


 
extraído de: http://espiritualidaddiaria.infobae.com/

martes, 14 de diciembre de 2010

Liberación de Tendencias Recurrentes 2/2


Vamos a trabajar con la liberación de “eso que no eres tú”, y sin embargo “actúa a través de ti”.

Ejercicio de Liberación de Tendencias Recurrentes:

Busca una postura cómoda. Te puedes tumbar. Respira profundamente varias veces, mientras te adentras con tu mente y tus emociones en la identidad con la que quieres trabajar. Y rememora “esa” tendencia de “ti” que surge recurrentemente y deseas eliminar.

Los pasos para este ejercicio son:

- Identificar esa situación recurrente que no nos deja avanzar

- Re-conocer (darse cuenta) que fue creada por nosotros mismos, para cubrir una necesidad. En ese momento de creación la necesitábamos para “sobrevivir” (en un entorno concreto, ante una ilusión concreta, como protección de una amenaza psicológica…).

- Desgajarla de quien “yo soy”, desinvolucrarla de nosotros y plantarla ante nuestra consciencia.

- Hurgar en el punto de partida (cuando fue imprescindible para sobrevivir), y trabajar a fondo con todos los recuerdos a nivel de sentimientos, miedos, necesidad de apoyo,… que nos hizo crear esa “identidad” de nosotros mismos, con el fin de acoplarla a un puzle en el que nosotros, tal cual éramos genuinamente, no teníamos cabida.

- Viajar desde el momento en que fue necesaria esa identidad a través de todo el recorrido en que nos fue acompañando, en nuestra vida, imponiendo su presencia, privándonos de tantas posibilidades de vivir en consonancia con quienes “sí” somos aunque estábamos obstruidos por ella.

- Reconocer a esta identidad que..
  •  la creamos nosotros mismos
  •  En el momento de su creación cumplió una función imprescindible para nosotros.
  •  Ya no la necesitamos. Ahora esta energía que la compone puede volver al todo, a su origen. Ya cumplió su misión. Estamos agradecidos, pero nos tenemos que despedir de ella.
  •  Elevarla hacia nuestro Ser Superior y sentir cómo ya no es parte de nosotros (es normal sentir una especie de sensación de desamparo, de añoranza -ahora nos hemos quedado un poco solos-).
  •  Sentir “quién se es” liberado de esta identidad.

¡Sé quien Eres!


Graciela Bárbulo
www.gracielabarbulo.com

meditaciones con los ángeles 14 de diciembre

PACIENTES


Consejo de los ángeles:
Los ángeles tienen muchos pacientes que cuidar

Paciente es aquel que afronta la aflicción con ánimo tranquilo. Ser paciente supone una batalla, porque la mayoría de las personas tenemos tendencia a ser impulsivos, a hacer algo. La palabra paciente viene del latín pati, que significa “sufrir” y que también ha dado origen a pasión y a pasivo. Por eso el paciente es el que sufre. Según Santa Teresa: “ Aquel que es paciente, lo obtiene todo”, queriendo decir que todo llega a tiempo y que hay que aprender a desear lo que se tiene. Para esperar pacientemente una experiencia divina, hay que sentirse cómodos con la idea de que no podemos controlarlo todo y de que sólo la fuerza de la sabiduría divina puede arreglar las cosas de tal modo que ni siquiera nos hayamos atrevido a soñarlo. Lo mejor de la paciencia es que cuando dejamos el control de la situación en manos de Dios, permitimos que el tiempo nos haga el favor.

¿Hay algo que te produzca impaciencia? Si has intentado no controlarlo todo, pero sigues sufriendo, como indica la palabra paciente, ¿crees que has salido airoso de la prueba? A veces intentamos ser pacientes, pero no podemos porque en realidad no lo somos, sólo lo intentamos y es que no prestamos atención a los mensajes que nos mandan los ángeles. ¿Qué te quiere decir tu impaciencia? ¿Hay algo que aún no has hecho? Cuando hay que decidir el momento de ser paciente y el de pasar a la acción, no poseemos más herramientas que la sabiduría.

Meditación de los ángeles:
Permito que los ángeles aporten sabiduría a mi paciencia, para saber cuándo tengo que actuar

lunes, 13 de diciembre de 2010

Liberación de Tendencias Recurrentes 1/2

Llamamos “tendencias recurrentes” a todas aquellas tendencias personales que van en detrimento de nuestra identidad y suceden recurrentemente. Al decir identidad, nos referimos a nuestra auténtica naturaleza, aquella con la que nos sentimos identificados y no supone ningún conflicto con nuestras emociones, ideales, opiniones… En este caso, se trataría de ir afines a nuestra auténtica realidad profunda, de forma que nos realicemos a cada paso desde nuestra más genuina identidad, reafirmándonos en nuestra naturaleza más pura, en la Verdad de quienes Somos.

Sin embargo, es común que a lo largo de nuestras vidas nos sucedan cosas que, aunque tal vez nos pasen desapercibidas en su momento, representen el estímulo de situaciones o comportamientos que, a partir de este momento, iremos arrastrando toda nuestra vida, preguntándonos: ¿por qué yo, cada vez que… siempre me sucede como consecuencia…? (y eso me hace sufrir).

¿Eres de esas personas que siempre que confían en una persona, ésta les traiciona? ¿Te sucede que cada vez que tienes una nueva pareja, te trata de modo que te hace sufrir, por ejemplo, te engaña o te menosprecia? ¿Te aterra hablar en público?…

Este sistema de sanación trata de liberar “eso” negativo que parece que nos pasa siempre ante una situación o actuación concreta, a lo que parecemos estar abocados y nos hace daño.

La persona a la que le sucede “eso” no eres Tú. “Eso” que parece que forma parte de ti, o de tu suerte, es algo que surgió en un momento dado para que pudieras sobrevivir en un determinado entorno o situación.

Tu naturaleza genuina no lleva incorporada esta tendencia, pero en algún momento algo sucedió que provocó que fuera necesaria una actitud específica para poder formar parte de algo a lo que creíste pertenecer. Las personas involucradas con este entorno te dañaron, de forma que tú, para permanecer formando parte de “aquello” adoptaste una actitud concreta a través de la cual ya lograbas sentir que tenías cabida.

Estas tendencias suelen haber sido creadas de niños, es por eso que lo más frecuente es encontrar el punto de partida en las figuras de los padres, aunque también cabe la posibilidad de encontrarla en personas aparecidas posteriormente. Cuando más pequeña en edad es la persona que adopta una tendencia recurrente, más enquistada está y, por lo tanto, más trabajo cuesta sacarla. En estos casos es posible tener que hacer varios ejercicios de liberación de la tendencia, puesto que al ir investigando en nuestra memoria emocional, solemos encontrarnos no sólo el punto de origen, si no también situaciones que, a lo largo de nuestra vida, han ido afianzando esta tendencia en diferentes situaciones. En todo caso, es bueno saber que, tras cada ejercicio, la tendencia se va debilitando, hasta finalmente lograr liberarse completamente. Es decir, cada vez que trabajes en ello, lograrás resultados irreversibles.

Algunos ejemplos de “Tendencias Recurrentes”:

- Un padre humillaba siempre a su hija, entonces ella, dado que sentía que el lugar emocional al que pertenecía era “ser su hija”, aprendió a mostrarse inferior de lo que realmente era. Se humillaba ella sola para ser aceptada. Finalmente, atraía parejas que le permitieran seguir con su papel de víctima, es decir, personas violentas que la menospreciaban.

- Un niño se sentía inferior a su hermano, porque él era más inteligente, entonces el primero adoptó la actitud de mentir para hacerse interesante, con lo que nadie le creía nunca. Finalmente, adoptó una pose de mentiroso, y atraía personas más inteligentes que descubrían sus mentiras, afincando así en su identidad la tendencia de mentiroso, y las experiencias siempre le mostraban que era inferior a los otros.

- Le decían de adolescente, en casa, que nunca encontraría pareja, porque era muy gordo, entonces cada vez que conocía a alguien que le gustaba, tendía a comer indiscriminadamente debido a la ansiedad de volver a dar esa imagen, con lo que engordaba, y lograba reproducir en cada intento la realidad que había ingresado en su identidad.

- Su madre le apabullaba hablando cuando ella quería decir algo, y cuando la niña conseguía expresarse, la interrumpía siempre y se mofaba de lo que había dicho, aún con otras personas delante. Finalmente, esta niña desarrollo tartamudeo y pánico escénico.

- Un niño con mucha creatividad creció junto a una figura paterna que constantemente bloqueaba sus impulsos creativos. El impulso interno de este niño era pegarle, pero sabía que no podía. Finalmente, generó una tendencia a los tics nerviosos.

- Cuando era niña y se disgustaba, su madre, lejos de servirle de consuelo, apoyo y alivio, le amenazaba si lloraba, y si no podía parar, le pegaba. Cuando sentía alegría, mostraba una ira irrefrenable y le impedía llevar a cabo aquellos proyectos que le provocaban su felicidad. Finalmente, encontró un hombre egoísta y carente de empatía, junto al cual tendría que reprimir sus vivencias emocionales internas, en lugar de darse el placer de compartirlas, porque él se las castigaba emocionalmente.


Graciela Bárbulo
extraído de : http://www.gracielabarbulo.com/

meditaciones con los ángeles 13 de diciembre

UN DESPERTAR AGITADO

Consejo de los ángeles:
Dios no es siempre educado

A nadie le gusta la rudeza, porque los malos modos y la grosería son lo contrario de la civilización, pero, a veces, necesitamos una cierta rudeza que nos saque de la inconsciencia y nos devuelva al mundo de la realidad. Para despertarnos hace falta algo más que una palmadita en el hombro o una sugerencia hecha con amabilidad y educación, es decir, algo más parecido a un mazazo en la cabeza, un golpe en la espalda o una sacudida cósmica, más allá de las palabras. Los malos despertares pueden ser la señal de que Dios ha decidido intervenir finalmente. En vez de enfadarnos, deberíamos estar agradecidos a quien nos sacude para despertarnos, aunque no lo haga con los mejores modos. Los despertares agitados suelen resultar dolorosos, pero nos ayudan a enfrentarnos a nuestra ceguera y nuestra locura. Los ángeles nos darán el valor necesario para examinarnos con sinceridad y elegir lo que, en vez de adormecernos, nos mantiene despiertos.

¿Estabas dormido y te despertaron? ¿Fue un mal despertar? Piensa en tus despertares y en los cambios que han supuesto en tu vida. ¿Hay algo en este momento de tu vida que te empeñes en no ver, alguna situación que requiera una atención más sincera por tu parte? Si es así, pregúntate qué es eso que no quieres ver y qué pasaría si haces caso a tu intuición en lo relativo a ese asunto.

Meditación de los ángeles:
Prefiero afrontar las realidades incómodas que ignorarlas.


Astrea

AngelReiki

domingo, 12 de diciembre de 2010

Mensaje de la Madre y El Arcángel Gabriel

Hoy quiero comunicaros el gran Don que se os ha otorgado al venir a este mundo. Hijas mías, vosotras, futuras Madres, tenéis el Don de la vida en vuestras manos. El Padre os dotó de este inmenso poder, y también os dio el poder de la elección. Yo he de respetar vuestro albedrío, y lo aceptamos, a menudo con resignación. Cada uno debería de mirar en su interior y recordar el origen, su origen, el porqué ha venido a este Plano. Si vosotros, vosotras, futuras Madres y Padres, recordarais el gozo en el momento de la elección, si volvierais a Sentir ese gozo, entonces podríais transmitir desde vuestros corazones.


Hubo un día en un bosque un niño, un recién nacido dejado a merced de los animales. Los lobos y otros animales andaban por allí. En la escala evolutiva, el animal más grande debía comerse al pequeño. Era un mero hecho de supervivencia, una supervivencia que los lobos padres les habían enseñado a sus hijos. Una supervivencia basada en los valores de la naturaleza, de los elementales. Basada también en el Amor, aun sin conocer el significado de esa palabra. Cuando los lobos encontraron al niño lo criaron entre varias hembras de la manada, creció y creció, hasta el día de su partida. Lo criaron en grupo, en Unión, cada uno aportaba aquello que más podía. Cuando este joven partió, no hubo tristeza sino Alegría, no hubo nostalgias ni apegos, sino Amor y Confianza.

Hijos míos, futuros, ¿por qué os empeñáis en anclar a vuestros hijos en vuestro pasado? No eduquéis desde los valores que habéis aprendido o que os han enseñado. Educad desde los valores de vuestro corazón, así os aseguraréis de hacerlo con Amor.

Y cuando llegue el momento de su partida, celebradlo, con ilusión y alegría, que la Magia riegue esa celebración, porque así os esperará a todos un camino lleno de gozos, un camino lleno de Amor, de alta autoestima, un camino de gran valorización. Un camino divino, de luz, el camino que el Padre diseño para vuestra alma y que vosotros voluntarios, quisisteis recorrer. El camino de vuestra luz, el camino de vuestra alma.

Os abrazo con todo mi Amor. Os guío con toda mi Luz. Os protejo con todo mí Ser.


Canalizado por Carles Isidoro

http://www.carlesisidoro.com/

meditaciones con los ángeles 12 de diciembre

LOS LÍMITES DEL AMOR


Consejo de los ángeles:
El amor es paciencia, amabilidad y pensamiento.
Sin que se enfade el apóstol Pablo.

Decir que el amor tiene límites es casi una redundancia, porque, por su propia naturaleza, el auténtico amor debe tener la honradez de establecerlos. Cuando de verdad queremos a alguien, queremos lo mejor para esa persona, aunque lo mejor pueda no gustarle. No es fácil despedir a un hijo de 25 años que no ha encontrado un trabajo y aún vive de nosotros, ni tampoco negar un préstamo a un amigo, del que sabemos que se ha gastado hasta el último céntimo en drogas. No es fácil dejar que la persona que nos preocupa vuelva a caer en sus errores y tenga que vivir con esas consecuencias, en vez de caer en la tentación de rescatarla y hacerla mejor. Y, por la misma razón, no es fácil enfrentarse a un amigo o a un amor que nos ha hecho daño, para ayudarles a comprender los límites, diciendo: “Estos son los límites que no debes traspasar”. Sí, el amor tiene límites y esos límites sirven para amar adecuadamente. Los ángeles saben que todos tenemos el valor de amar, lo que significa valor para establecer los límites y ayudar a los que amamos a respetarlos. El amor razonable no consiste en dar un apoyo ilimitado. Lo importante es estar siempre ahí, para los demás, como una presencia empática. Siempre podemos ayudarlos a ayudarse a sí mismos.

¿Hay alguien en tu vida que deba conocer los límites del amor? ¿Te resulta difícil establecerlos? ¿Te resulta difícil respetarlos, tanto los tuyos como los suyos? Si es así, examina la función y la finalidad de los límites para tu vida y pide a los ángeles que te ayuden a defenderlos.

Meditación de los ángeles:
Empeñarse en salvar a los demás no es necesariamente un acto de amor