BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

martes, 21 de diciembre de 2010

meditaciones con los ángeles 21 de diciembre

SOL
  Consejo de los ángeles: 
El Sol sale, el Sol se pone, el Sol vuelve a salir

El Sol es la gran fuente de energía de nuestro planeta. No es sólo luz; sino también iluminación, es decir, una metáfora de la verdad, del conocimiento y de la sabiduría divina. Por esa razón, aparece representando a Dios, el supremo ser de luz y al reino de los ángeles en el arte de la mitología. Por ejemplo, el aura de los ángeles es una especie de Sol, un disco que emite rayos de luz para simbolizar la iluminación espiritual. Cuando tenemos un mal día, cuando nos domina la tristeza, nos ayuda recordar que la luz volverá, aunque, por el momento, el Sol esté oscurecido por las nubes. Cuando parece que el astro ha desaparecido de nuestra vida, los ángeles nos recuerdan que mañna saldrá puntualmente, para alumbrar un nuevo camino. Ese es su ciclo natural y cuando, en vez de luchar contra lo evidente, entramos en el curso natural de las cosas, nuestro camino se ilumina, aunque no siempre sepamos a dónde dirigirnos.

¿Dónde está el Sol en tu vida en este momento? ¿Está saliendo y empezando a arrojar luz sobre un problema o un misterio? ¿Brilla con la fuerza del medio día, llenándote de energía y entusiasmo? ¿Se ha puesto, abandonándote a la oscuridad de lo desconocido? Si estás frustrado o no ves con claridad algún aspecto de tu vida, recuerda que al Sol nunca le falta energía, por el contrario, la luz estará siempre en el horizonte mientras seas paciente y mantengas la esperanza.

Meditación de los ángeles: 
Soy consciente del ciclo natural de las cosas, porque no temo la oscuridad, ya que no es otra cosa que el preludio del amanecer