BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

miércoles, 1 de diciembre de 2010

meditaciones con los ángeles 01 de diciembre


FENG SHUI


Consejo de los ángeles:
Nuestro entorno no es, ni más ni menos, que una extensión de nosotros mismos

La antigüa práctica china del feng shui o el arte del emplazamiento, se basa en la creencia de que todas las cosas poseen un campo energético y que, por tanto, hay que buscar la situación más adecuada para la armonía de los edificios y los objetos. El feng shui llega al extremo de convertirse en una superstición. Por ejemplo, los chinos están convencidos de que si la cocina representa la riqueza y el baño es el lugar por donde se escapa el agua, éste nunca debe estar cerca de aquella, porque se escaparía la fortuna de la familia. El feng shui no carece de lógica y su respeto por los espacios y la estética nos puede enseñar muchas cosas, pero no debemos crear un espacio basándonos en la superstición. Si perdemos dinero, no será porque el baño esté enfrente de la cocina, sino, más probablemente, porque hayamos hecho una mala inversión o tengamos algún asunto económico al que prestar atención. Los ángeles nos advierten de que no debemos poner demasiado énfasis en las ideas supersticiosas que, en vez de ayudarnos a dominar el entorno, producen los efectos contrarios.

Otra de las creencias del feng shui es que la suerte de los anteriores ocupantes de una casa se transmite a los nuevos, de modo que nuestra vida podría seguir la dirección que tuvo la de los antigüos vecinos. Es cierto que la vivienda tiene campos energéticos y que la energía negativa queda atrapada en el espacio, pero también lo es que somos conscientes de nuestra propia energía y si nos rodeamos de luz, amor y fuerzas angélicas, todas las casas que habitemos tendrán nuestras buenas vibraciones y atraerán energías positivas.

Meditación de los ángeles:
Respeto las energías de mi entorno, pero sé que mi actitud es la mejor predicción de mi suerte