BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

martes, 30 de noviembre de 2010

meditaciones con los ángeles 30 de Noviembre

EL RESFRIADO COMÚN



Consejo de los ángeles:
"En un determinado momento, puede haber un 5 por 100 de ciudadanos estadounidenses resfriados, lo cual supone, por lo menos, 20 millones de personas que se encuentran en un estado lamentable y la posibilidad de que cualquiera de ellos pueda coger un resfriado ahora mismo"
JOAN Y LYDIA WILEN

Nunca nos sentimos tan corrientes como cuando padecemos un resfriado común. Aunque se trata de un trastorno menor de la salud, pertenece a un grupo de enfermedades producidas por unos doscientos virus distintos. El resfriado supone una infección de la nariz y la garganta, que también puede infectarnos la laringe y los pulmones. Los estudios médicas han demostrado que los resfriados no están directamente relacionados con el frío; es decir, que la exposición a bajas temperaturas o el salir a la calle con tiempo húmedo y ventoso no significa necesariamente que nos resfriemos, porque el catarro no depende de la temperatura, sino de los virus. Siempre hay un misterio en quién enferma y por qué, y los ángeles quieren que respetemos el misterio respetando todo lo que nos pasa.

Puede que tener un resfriado común nos sirva para comprender que somos tan frágiles como cualquier otra persona o quizá para distanciarnos algún tiempo de ciertas cosas de nuestra vida y aislarnos un poco de los demás, con el objetivo de no exponerlos al contagio. Cuando estamos resfriados, nuestros sentidos pierden sensibilidad; no podemos oler, oír, ni siquiera ver como antes y esa sensación nos aparta de la realidad cotidiana. Por otra parte, parece claro que nuestro cuerpo se está limpiando. Por tanto, la próxima vez que pillemos un catarro, aprovechemos para apartarnos del mundo hasta que nos hayamos recuperado.

Meditación de los ángeles:
No temo distanciarme del mundo, para dejar que mi cuerpo se limpie