BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

viernes, 18 de noviembre de 2011

meditaciones con los ángeles 18 de noviembre


PENSAR CON CLARIDAD


Consejo de los ángeles:
Si no puedes pensar con claridad, deja vagar los pensamientos

Todos hemos experimentado alguna vez la frustración que produce no pensar bien. La menta trabaja en círculos, como si dentro del cerebro soplara un viento que se lleva nuestros pensamientos como su fueran hojas. Pero los ángeles dicen que si no podemos pensar con claridad, pensemos de otro modo, dejando que las ideas se muevan de un lado para otro, en zigzag, y observándolas. Se trata de uno de los principios de la meditación: dejar que los pensamientos vayan y vengan, sin juzgarlos ni oponer resistencia. En ese momento – cuando ya no estamos apegados a ellos – los pensamientos se aquietan y se hace la luz en nuestra mente. Al principio no resulta fácil dejarlos ir, aunque lo intentemos y continúan irritándonos y confundiéndonos, pero, poco a poco, si somos capaces de respirar hondo, sentarnos y dejarlos correr, los pensamientos inútiles tienden a desaparecer y aparecen los útiles, devolviéndonos la calma y permitiendo la concentración tras un breve ejercicio.

Cuando nos sintamos confusos, lo mejor es sentarnos, cerrar los ojos y dejar que los pensamientos fluyan libremente. No prestemos atención a ninguno; por el contrario, dejemos que vayan y vengan, manteniendo la calma y la respiración, como si ellos fueran niños jugando en el parque y nosotros la niñera que los observa. A medida que practicamos la meditación y nos despegamos de los pensamientos, la mente se hace más clara.

Meditación de los ángeles:
Cuando no puedo pensar con claridad, dejo de pensar momentáneamente