BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

martes, 7 de septiembre de 2010

Sexo y Espiritualidad- 2º parte


Hay que hablar de sexualidad, hay que ver donde perdió su carácter sagrado y se volvió mercancía. Lo sagrado de la sexualidad es lo que la hace una fuerza de vida, de gozo y de crecimiento. Lo sagrado en nuestra vida se da a través del rito y hemos perdido la capacidad de ritualizar nuestros actos con el significado, porque la rutina cotidiana ha permeado todos los rincones de nuestra vida...


Mucho se habla de la educación sexual que se debe dar a la juventud, pero ella esta enfocada a como prevenir el embarazo o las enfermedades sexuales, pero nadie, ni siquiera los colegios cristianos hablan de la santificación del sexo, que es algo muy diferente a la castidad o la abstinencia. Nuestra responsabilidad es crear en la juventud una conciencia de lo que realmente es el deseo sexual y como es posible disfrutarlo plenamente con una conciencia despierta, porque para su realización también cuenta la cita, que dice que: aislar parte de la vida y llamarla religión es desintegrar la vida y distorsionar la religión. Hay que hablar de sexualidad, hay que ver donde perdió su carácter sagrado y se volvió mercancía Lo sagrado de la sexualidad es lo que la hace una fuerza de vida, de gozo y de crecimiento, cuando ella es consciente.

El gran culpable de esta distorsión del deseo sexual es el apóstol Pablo, quien con sus opiniones personales influyo mucho en la teología cristiana al decir: Bueno le seria al hombre no tocar mujer. Quisiera más bien que todos los hombres fuesen como yo. Digo pues, a los solteros y las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo. Pablo bien sabía que estas enseñanzas no eran parte del evangelio de Jesús, cosa que queda demostrada en su declaración: Mas esto digo por vía de concesión, no por mandamiento. Este culto condujo a Pablo a despreciar a las mujeres y a marginarlas, lo cual hasta el día de hoy es practicado por la iglesia católica, que impide a la mujer ejercer el sacerdocio y la margina de las tareas de importancia.

Es una pena que todas sus opiniones personales hayan influido tan prolongadamente sobre las enseñanzas de una gran religión mundial. Si se hubieran tomado literalmente y obedecido universalmente los consejos de este discípulo, la raza humana habría llegado a un fin repentino e ignominioso. Además, la participación de una religión en el antiguo culto de la continencia conduce directamente a la guerra contra el matrimonio y el hogar, la verdadera piedra angular de la sociedad y la institución básica del progreso humano. No es de sorprender que todas estas creencias fomentaran la formación de sacerdocios célibes en muchas religiones de muchos pueblos. Con las consecuencias por todos conocidas por los casos no aislados, sino desgraciadamente profusos, de sacerdotes de todo el mundo, que han cambiado la castidad por la pedofilia.

Si hacemos historia nos daremos cuenta que el matrimonio no se fundo en las relaciones sexuales, estas fueron incidentales. El matrimonio no era una necesidad en el hombre primitivo, quien satisfacía su apetito sexual libremente, sin cargarse con las responsabilidades de una esposa, hijos y hogar. Claro que entonces lo que pensara o sintiera la mujer no tenia la más mínima importancia.

Muchas tradiciones tribales y raciales culpaban a Eva o a otra representante femenina de todas las dificultades de la humanidad. Estas narrativas siempre fueron distorsionadas a fin de indicar que la mujer traía el mal al hombre. El hecho de que la mayoría de las supuestas brujas eran mujeres, empeoro la antigua reputación del sexo femenino. Entre los motivos citados a favor del sacerdocio célibe, el principal era la bajeza de la mujer, hasta llegaron a dudar que la mujer tuviese alma. Durante los tiempos primitivos existía gran temor de la primera relación sexual con una mujer, de allí se volvió costumbre que el sacerdote tuviera la relación inicial con una virgen.

El hombre primitivo nunca titubeo en esclavizar a sus semejantes y la mujer fue su primera esclava familiar. El hombre pastoral esclavizo a la mujer a manera de pareja sexual inferior. Este tipo de esclavitud sexual, nació directamente del hecho de que el hombre dependiera menos de la mujer. La mujer se convirtió en proveedora de alimentos, bestia de carga y compañera capaz de soportar malos tratos sin resentimientos violentos y además de todas estas características, era un medio de gratificación sexual siempre a disposición. Cada vez menos, pero aun quedan muchos trogloditas que pretenden seguir dando el mismo trato a la mujer, aunque estemos en el siglo XXI.

contuinuará...