BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

lunes, 22 de febrero de 2010

SE LE OCURREN IDEAS AL GUSANO



Para mí la mariposa enseña la lección más maravillosa
e importante que nosotros, los seres humanos, jamás
habremos de aprender. Todos conocen la historia. Hoy
es una bella mariposa, pero no siempre fue así. Claro
que no. Comenzó su vida —y le parecía que había vivido
una vida larguísima— como un gusano, y no de la clase
importante (lo que llamamos una humilde oruga).

Ahora bien, la vida de una oruga es tristemente limitada;
tanto así que podría tomarse como un ejemplo de restricción.
Vive en una hoja en la foresta, y eso es todo lo que sabe.

Entonces, un día algo sucede. La pequeña oruga comienza
a sentir ciertos estremecimientos internos. Por alguna razón,
la vieja hoja ya no es suficiente. Comienza a sentirse
insatisfecha. Se torna huraña y descontenta pero — y éste
es el punto vital— es un descontento divino. No se limita a
refunfuñar y a quejarse con las otras orugas, diciendo "la
naturaleza esta totalmente equivocada", "odio esta vida",
"jamás podré ser más que una oruga", "ojalá nunca hubiera
nacido." ¡Qué va! Está descontenta, pero es un descontento
divino. Siente la necesidad de una vida mejor, más refinada
e interesante. Sus instintos le dicen que doquiera que hay un
verdadero deseo, tiene que darse una realización, porque

«si hay voluntad, hay forma de hacerlo»
 [if there is a will, there is a way].

Y así, ocurre lo maravilloso. Gradualmente desaparece la
oruga, y emerge la mariposa, bella, airosa, y ahora dotada
de alas. Y en vez de arrastrarse por una hoja restringida, echa
a volar por encima de los árboles, por encima de la misma
foresta —libre, irrestricta, libre de ir donde le apetezca, y ver
el mundo, y asolearse, y, de hecho, ser su propio Verdadero
Ser— ese ser libre y maravilloso que Dios pretendía que fuera.

Se pretende que esta historia sea la de toda alma humana.
De ti depende que desarrolles tus alas mediante el uso
científico de la imaginación creativa, de manera que puedas
volar libremente rumbo al deseo de tu corazón.



-Emmet Fox-