BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

sábado, 12 de septiembre de 2009

LOS CUATRO ELEMENTOS


Es importante la divulgación de las culturas que nos precedieron. En las distintas regiones de nuestro país: En el Noroeste, el Litoral y la Patagonia se mantienen vivas antiguas tradiciones, bellas artesanías (tejidos, cerámicas, cesterías), festividades y ritos, que nos ayudan a profundizar en nuestras raíces.

La historia de nuestros aborígenes continúa hoy. Muchos de sus descendientes viven en comunidades que, conservando sus tradiciones, procuran integrarse al resto de los argentinos.
Poco a poco, iremos conociendo estos pueblos y sus tradiciones.

Cuatro Elementos

Cierto es que la verdad de la creación esta en el libro de la naturaleza y que los pueblos originarios con su amor y respecto armonizaron sus vidas en sintonía con la

“MADRE TIERRA”
Solo con espíritu sabio, puro y amoroso se puede captar la creatividad del Maestro en cada una de sus manifestaciones. Solo quien ama... crece y se eleva.
Solo quien ama su Cultura, puede honrarla, respetarla y transmitirla en el cielo de los tiempos.

Hemos elegido para comunicarnos los cuatro elementos esenciales:

Tierra, Agua, Fuego y Aire.

En ellos el gran padre teje la red de la vida.

Cuatro Elementos:

El Suri: representa la Tierra, la madre, la generosidad y la providencia, protector de los niños.


El Halcón: es el Aire, el amor, el oxígeno, nuestros sueños, el vuelo sagrado a la eternidad.


La Serpiente: representa el fuego, la dualidad, el equilibrio constante, la energía femenina y masculina, el cielo y la tierra.
La Rana: representa el Agua, la purificación, la fluidez, la transparencia, la vida misma.


Los cuatro elementos coincidentes con los cuatro puntos cardinales
y la energía del sol.
La armonía del universo, la materia y el espíritu que nos proyecta al CREADOR.




Fuente: http://www.aborigenargentino.com.ar/

ALCANZA TU SUEÑO


Sé firme en tus actitudes y perseverante en tu ideal. Pero sé paciente, no pretendiendo que todo te llegue de inmediato. Haz tiempo para todo, y todo lo que es tuyo, vendrá a tus manos en el momento oportuno. Aprende a esperar el momento exacto para recibir los beneficios que reclamas.

Espera con paciencia a que maduren los frutos para poder apreciar debidamente su dulzura. No seas esclavo del pasado y los recuerdos tristes. No revuelvas una herida que está cicatrizada. No rememores dolores y sufrimientos antiguos. ¡Lo que pasó, pasó!

De ahora en adelante procura construir una vida nueva, dirigida hacia lo alto y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás. Haz como el sol que nace cada día, sin acordarse de la noche que pasó.

Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla. No te detengas en lo malo que has hecho; camina en lo bueno que puedes hacer. No te culpes por lo que hiciste, más bien decídete a cambiar. No trates que otros cambien; sé tú el responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú.

Deja que el amor te toque y no te defiendas de él. Vive cada día, aprovecha el pasado para bien y deja que el futuro llegue a su tiempo. No sufras por lo que viene, recuerda que "cada día tiene su propio afán".

Busca a alguien con quien compartir tus luchas hacia la libertad; una persona que te entienda, te apoye y te acompañe en ella. Si tu felicidad y tu vida dependen de otra persona, despréndete de ella y ámala, sin pedirle nada a cambio.

Aprende a mirarte con amor y respeto, piensa en ti como en algo precioso. Desparrama en todas partes la alegría que hay dentro de ti. Que tu alegría sea contagiosa y viva para expulsar la tristeza de todos los que te rodean.

La alegría es un rayo de luz que debe permanecer siempre encendido, iluminando todos nuestros actos y sirviendo de guía a todos los que se acercan a nosotros. Si en tu interior hay luz y dejas abiertas las ventanas de tu alma, por medio de la alegría, todos los que pasan por la calle en tinieblas, serán iluminados por tu luz.

Trabajo es sinónimo de nobleza. No desprecies el trabajo que te toca realizar en la vida. El trabajo ennoblece a aquellos que lo realizan con entusiasmo y amor. No existen trabajos humildes. Sólo se distinguen por ser bien o mal realizados. Da valor a tu trabajo, cumpliéndolo con amor y cariño y así te valorarás a ti mismo.

Nuestro Padre nos ha creado para realizar un sueño. Vivamos por él, intentemos alcanzarlo. Pongamos la vida en ello y si nos damos cuenta que no podemos, quizás entonces necesitemos hacer un alto en el camino y experimentar un cambio radical en nuestras vidas. Así, con otro aspecto, con otras posibilidades y con la gracia del Creador, lo haremos. No te des por vencido, piensa que si El Padre te ha dado la vida, es porque sabe que tú puedes con ella. El éxito en la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los obstáculos que has tenido que enfrentar en el camino. Tú y sólo tú escoges la manera en que vas a afectar el corazón de otros y esas decisiones son de lo que se trata la vida.

"Que este día sea el mejor de tu vida para alcanzar tus sueños".

Enviado por "Vidas pasadas, yahoo grupos".

viernes, 11 de septiembre de 2009

GANDHI- cuarta parte de "reflecciones sobre la verdad"

REFLEXIONES SOBRE LA VERDAD

Mis sueños no se ciñen a sentimientos inconsistentes: hago lo posible para convertirlos en realidad.
*
No soy otra cosa que un buscador de la verdad. Considero que encontré un sendero que me conduce hacia ella, y hago todo lo posible para concretar mi propósito. Aunque confieso que no la alcancé todavía. El hecho en sí de descubrir la verdad significa que uno ha alcanzado la perfección y ha cumplido su destino. Conozco bastante bien mis lamentables defectos, pero toda la fuerza me viene de tal conocimiento.

SOY UN SER INVENCIBLE

Tal vez sea digno de desprecio, pero dado que la verdad se sirve de mí para expresarse, soy un ser invencible... Finalmente, sesenta años de lucha me han permitido realizar el ideal de verdad y de pureza que me había fijado desde el comienzo.
*
La fortaleza no brota de una capacidad física, emana de una voluntad indomable. Una persona que haya realizado el principio de la no violencia, tiene como "arma" una energía concedida por Dios, y el mundo todavía no conoció algo que pueda equipararla.
*
Olvidé casi toda la enseñanza que mis maestros sacaron de sus libros, pero recuerdo muy bien todo lo que me enseñaron fuera de sus manuales
*
Hay diferencias entre la no cooperación y la desobediencia civil, pero son ramas del mismo árbol que denomino satyagraha [fuerza de la verdad]. Para ser "civil", esa desobediencia debe ser abierta y no violenta.
*
No cooperar con el mal es tanto un deber como la cooperación con el bien. La acción no violenta sin la intervención del corazón y la cabeza no puede producir el resultado que se busca.
*
No hay belleza sin verdad. Por otra parte, puede ser que la verdad se manifieste de modo tal que, externamente, no revele belleza alguna. Dicen que Sócrates era el mayor amigo de la verdad en su época y, entretanto, consta que sus facciones eran Ias más feas de Grecia. En mi opinión, él era bello, porque toda su vida estaba empeñada en la búsqueda de la verdad.

LA BELLEZA VERDADERA

La belleza verdadera consiste, sobre todo, en la pureza del corazón. El arte, para ser arte, debe promover la serenidad. Quiero un arte y una literatura que puedan hablarles a millones de hombres.
*
Si yo fuera un dictador, exigiría la separación entre la religión y el Estado. Mi razón de vivir emana de la religión. Por ella, estoy dispuesto a morir. Pero se trata de un asunto puramente personal. El Estado nada tiene que ver con ello. Su territorio es el del bienestar, la salud, las comunicaciones, los asuntos extranjeros, la hacienda y demás problemas netamente temporales. No tiene que preocuparse de tu religión o Ia mía. Este es un asunto de cada uno.
*
La vida es la mayor de todas las artes. Quisiera ir más lejos y decir que el hombre que más se acerca a la perfección es el mayor artista. Pues, ¿qué sería el arte si le faltaran el cimiento y la estructura de una vida noble?
*
Estoy contra la violencia porque sus aparentes ventajas, a veces impresionantes, no son más que temporales, mientras que el mal que ocasiona deja sus huellas para siempre. Aunque se matase a todos los ingleses sin excepción Ia India no sacaría de eso el mínimo provecho. No será la matanza de todos los ingleses lo que librará de su miseria a millones de hombres. La responsabilidad de nuestra situación actual nos incumbe mucho más que a los propios ingleses. Ellos no podrían hacernos el menor mal si en nosotros todo fuera bueno. De allí mi insistencia en que nos reformemos interiormente a nosotros mismos.

HAY UNA SOLA RELIGIÓN

Así como un árbol tiene un único tronco pero muchas ramas y hojas, así hay una sola religión -la humana- pero cualquier cantidad de expresiones de fe.
*
El devoto de la verdad jamás debe hacer nada por mero acatamiento a las convenciones reinantes. Debe estar siempre predispuesto a corregirse, y cuando descubra que está equivocado, tiene que confesarlo a toda costa y pagar por ello.
*
No soy muy culto, conozco poco la literatura y no he visto mucho mundo. Concentré mi atención en escasas cosas, y excluí todo interés por lo demás.
*
Evitemos la intimidad con aquellos cuyas costumbres sociales sean diferentes a las nuestras. No se debe entrelazar la vida con la de hombres o pueblos cuyo ideal está en desacuerdo con el nuestro. Cada hombre es un arroyo. Cada hombre es un río. Y todos y cada uno deben seguir su curso, límpidos y sin mácula, hasta tanto lleguen al mar de la Salvación, donde todos habrán de mezclarse.

SOY UN HOMBRE RELIGIOSO, UN HOMBRE DE ORACIÓN

La mayoría de los hombres religiosos con que me encontré, son políticos disfrazados de religiosidad. En cambio, yo que parezco disfrazado de político, soy un hombre íntimamente religioso.
*
No soy un sabio, pero humildemente aspiro a ser un hombre de oración. La manera de orar importa poco. En este terreno, cada uno constituye su propia ley. No obstante, existen ciertos itinerarios con mojones claros y que resulta más seguro seguir, sin apartarse de ellos, puesto que fueron trazados por maestros antiguos y expertos.
*
La verdad es como un inmenso árbol que brinda más y más frutos cuanto más se lo nutre.
*
Cuando escribo, jamás pienso en lo que dije anteriormente. Mi propósito no es ser consecuente con mis declaraciones precedentes sobre una cuestión determinada, sino ser coherente con la verdad, sea cual fuere el modo en que se me presente en dicho momento. Por eso, fui creciendo de verdad en verdad, libré a mi memoria de un esfuerzo excesivo y, más todavía, cuando me veo obligado a comparar mis textos -hasta los de cincuenta años atrás- con los más recientes, no descubro entre ellos Ia más mínima inconsistencia.
*
El cuerpo nos fue dado sólo para que con él podamos servir a toda la creación.
*

LOS DOS ASPECTOS DE LAS COSAS

La meta se aleja continuamente de nosotros. Cuanto más avanzamos, más debemos admitir nuestra incompetencia. Nuestra recompensa se halla en el esfuerzo y no en los resultados. Un esfuerzo total es una victoria absoluta.
*
Las cosas poseen dos aspectos: uno externo, otro interno. El aspecto externo no posee valor, salvo que lo auxilie el interno. Por eso, todo el arte verdadero es una manifestación del alma. Las formas exteriores sólo tienen valor cuando expresan el espíritu, la interioridad del hombre.

*
Al pensar en el contraste que existe entre mi pequeñez, la fragilidad de mis medios y la grandeza de lo que se espera de mí, siento algo parecido al vértigo. Pero simultáneamente, y me doy cuenta de ello por completo, esa gigantesca esperanza que mis compatriotas depositan en mí no es para nada un homenaje a mi personalidad, que es una singular combinación del doctor) Jekyll y del señor Hyde. No; ellos ven en mí la encarnación, por cierto incompleta aunque por eso mismo más interesante (dadas mis limitaciones) de dos cualidades invalorables: la verdad y la no violencia.
*
Si algún día la India adopta la supremacía de la fuerza bruta, dejaré de ser capaz de considerarla mi tierra nativa.
*
Nadie en este mundo posee la verdad absoluta. Es solamente un atributo de Dios. Todo lo que conocemos es una verdad relativa. Por lo tanto, sólo podemos perseguir la verdad tal como la vemos. En tal búsqueda de la verdad, nadie puede perderse...

continuará...

LA MUERTE NO ES EL FINAL

jueves, 10 de septiembre de 2009

SABIDURÍA TOLTECA- cuarto acuerdo

«Haz siempre lo máximo que puedas»
Sólo hay un acuerdo más, pero es el que permite que los otros tres se conviertan en hábitos profundamente arraigados. El Cuarto Acuerdo se refiere a la realización de los tres primeros: Haz siempre lo máximo que puedas.

Bajo cualquier circunstancia, haz siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos. Pero piensa que eso va a variar de un momento a otro. Todas las cosas están vivas y cambian continuamente, de modo que, en ocasiones, lo máximo que podrás hacer tendrá una gran calidad, y en otras no será tan bueno. Cuando te despiertas renovado y lleno de vigor por la mañana, tu rendimiento es mejor que por la noche cuando estás agotado. Lo máximo que puedas hacer será distinto cuándo estés sano que cuando estés enfermo, o cuando estés sobrio que cuando hayas bebido. Tu rendimiento dependerá de que te sientas de maravilla y feliz o disgustado, enfadado o celoso.

En tus estados de ánimo diarios, lo máximo que podrás hacer cambiará de un momento a otro, de una hora a otra, de un día a otro. También cambiará con el tiempo. A medida que vayas adquiriendo el hábito de los cuatro nuevos acuerdos, tu rendimiento será mejor de lo que solía ser.

Independientemente del resultado, sigue haciendo siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos. Si intentas esforzarte demasiado para hacer más de lo que puedes, gastarás más energía de la necesaria y, al final, tu rendimiento no será suficiente. Cuando te excedes, agotas tu cuerpo y vas contra ti, y por consiguiente te resulta más difícil alcanzar tus objetivos. Por otro lado, si haces menos de lo que puedes hacer, te sometes a ti mismo a frustraciones, juicios, culpas y reproches.

Limítate a hacer lo máximo que puedas, en cualquier circunstancia de tu vida. No importa si estás enfermo o cansado, si siempre haces lo máximo que puedas, no te juzgarás a ti mismo en modo alguno. Y si no te juzgas, no te harás reproches, ni te culparás ni te castigarás en absoluto. Si haces siempre lo máximo que puedas, romperás el fuerte hechizo al que estás sometido.

Había una vez un hombre que quería trascender su sufrimiento, de modo que se fue a un templo budista para encontrar a un maestro que le ayudase. Se acercó a él y le dijo:

«Maestro, si medito cuatro horas al día, ¿cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?». El maestro le miró y le respondió: «Sí meditas cuatro horas al día, tal vez lo consigas dentro de diez años».

El hombre, pensando que podía hacer más, le dijo: «Maestro, y si medito ocho horas al día, ¿cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?».

El maestro le miró y le respondió: «Si meditas ocho horas al día, tal vez lo lograrás dentro de veinte años».

«Pero ¿por qué tardaré más tiempo si medito más?», preguntó el hombre.

El maestro contestó: «No estás aquí para sacrificar tu alegría ni tu vida. Estás aquí para vivir, para ser feliz y para amar. Si puedes alcanzar tu máximo nivel en dos horas de meditación, pero utilizas ocho, sólo conseguirás agotarte, apartarte del verdadero sentido de la meditación y no disfrutar de tu vida. Haz lo máximo que puedas y tal vez aprenderás que independientemente del tiempo que medites, puedes vivir, amar y ser feliz».

Si haces lo máximo que puedas, vivirás con gran intensidad. Serás productivo y serás bueno contigo mismo porque te entregarás a tu familia, a tu comunidad, a todo. Pero la acción es lo que te hará sentir inmensamente feliz. Siempre que haces lo máximo que puedes, actúas. Hacer lo máximo que puedas significa actuar porque amas hacerlo, no porque esperas una recompensa. La mayor parte de las personas hacen exactamente lo contrario: sólo emprenden la acción cuándo esperan una recompensa y no disfrutan de ella. Y ese es el motivo por el que no hacen lo máximo que pueden.

Por ejemplo, la mayoría de las personas van a trabajar y piensan únicamente en el día de pago y en el dinero que obtendrán por su trabajo. Están impacientes esperando a que llegue el viernes o el sábado, el día en el que reciben su salario y pueden tomarse unas horas libres. Trabajan por su recompensa y el resultado es que se resisten al trabajo. Intentan evitar la acción; ésta entonces se vuelve cada vez más difícil y esas personas no hacen lo máximo que pueden. Trabajan muy duramente durante toda la semana, soportan el trabajo, soportan la acción, no porque les guste, sino porque sienten que es lo que deben hacer. Tienen que trabajar porque han de pagar el alquiler y mantener a su familia. Son personas frustradas y cuando reciben su paga, no se sienten felices.

Tienen dos días para descansar, para hacer lo que les apetezca y ¿qué es lo que hacen? Intentan escaparse. Se emborrachan porque no se gustan a sí mismos. No les gusta su vida. Cuando no nos gusta como somos, nos herimos de muy diversas maneras. Sin embargo, si emprendes la acción por el puro placer de hacerlo, sin esperar una recompensa, descubrirás que disfrutas de cada cosa que llevas a cabo. Las recompensas llegarán, pero tú no estarás apegado a ellas. Si no esperas una recompensa, es posible que incluso llegues a conseguir más de lo que hubieses imaginado. Si nos gusta lo que hacemos y si siempre hacemos lo máximo que podemos, entonces disfrutamos realmente de nuestra vida. Nos divertimos, no nos aburrimos y no nos sentimos frustrados.

Cuando haces lo máximo que puedes, no le das al Juez la oportunidad de que dicte sentencia y te considere culpable. Si has hecho lo máximo que podías y el Juez intenta juzgarte basándose en tu Libro de la Ley, tú tienes la respuesta: «Hice lo máximo que podía». No hay reproches. Ésta es la razón por la cual siempre hacemos lo máximo que podemos. No es un acuerdo que sea fácil de mantener, pero te hará realmente libre. Cuando haces lo máximo que puedes, aprendes a aceptarte a ti mismo, pero tienes que ser consciente y aprender de tus errores. Eso significa practicar, comprobar los resultados con honestidad y continuar practicando. Así se expande la conciencia.

Cuando haces lo máximo que puedes no parece que trabajes, porque disfrutas de todo lo que haces. Sabes que haces lo máximo que puedes cuando disfrutas de la acción o la llevas a cabo de una manera que no te repercute negativamente. Haces lo máximo que puedes porque quieres hacerlo, no porque tengas que hacerlo, ni por complacer al juez o a los demás. Si emprendes la acción porque te sientes obligado, entonces, de ninguna manera harás lo máximo que puedas. En ese caso, es mejor no hacerlo. Cuando haces lo máximo que puedes, siempre te sientes muy feliz; por eso lo haces. Cuando haces lo máximo que puedes por el mero placer de hacerlo, emprendes la acción porque disfrutas de ella.

La acción consiste en vivir con plenitud. La inacción es nuestra forma de negar la vida, y consiste en sentarse delante del televisor cada día durante años porque te da miedo estar vivo y arriesgarte a expresar lo que eres. Expresar lo que eres es emprender la acción. Puede que tengas grandes ideas en la cabeza, pero lo que importa es la acción. Una idea, si no se lleva a cabo, no producirá ninguna manifestación, ni resultados ni recompensas.

Hacer lo máximo que puedas es un gran hábito que te conviene adquirir. Yo hago lo máximo que puedo en todo lo que emprendo y siento. Hacerlo se ha convertido en un ritual que forma parte de mi vida, porque estás vivo. No disfrutar de lo que sucede ahora mismo es vivir en el pasado, es vivir sólo a medias. Esto conduce a la autocompasión, el sufrimiento y las lágrimas.

Naciste con el derecho de ser feliz. Naciste con el derecho de amar, de disfrutar y de compartir tu amor. Estás vivo, así que toma tu vida y disfrútala. No te resistas a que la vida pase por ti, porque es Dios que pasa a través de ti. Tu existencia prueba, por sí sola, la existencia de Dios. Tu existencia prueba la existencia de la vida y la energía.

No necesitamos saber ni probar nada. Ser, arriesgarnos a vivir y disfrutar de nuestra vida, es lo único que importa. Di que no cuando quieras decir que no, y di que sí cuando quieras decir que sí. Tienes derecho a ser tú mismo. Y sólo puedes serlo cuando haces lo máximo que puedes. Cuando no lo haces, te niegas el derecho a ser tú mismo. Ésta es una semilla que deberías nutrir en tu mente. No necesitas muchos conocimientos ni grandes conceptos filosóficos. No necesitas que los demás te acepten. Expresas tu propia divinidad mediante tu vida y el amor por ti mismo y por los demás.

Los tres primeros acuerdos sólo funcionarán si haces lo máximo que puedas. No esperes ser siempre impecable con tus palabras. Tus hábitos rutinarios son demasiado fuertes y están firmemente arraigados en tu mente. Pero puedes hacer lo máximo posible. No esperes no volver nunca más a tomarte las cosas personalmente; sólo haz lo máximo que puedas. No esperes no hacer nunca más ninguna suposición, pero sí puedes hacer lo máximo posible.

Haces lo máximo que puedas, hábitos como emplear mal tus palabras, tomarte las cosas personalmente y hacer suposiciones se debilitarán y con el tiempo, serán menos frecuentes. No es necesario que te juzgues a ti mismo, que te sientas culpable o que te castigues por no ser capaz de mantener estos acuerdos. Cuando haces lo máximo que puedes, te sientes bien contigo mismo aunque todavía hagas suposiciones, aunque todavía te tomes las cosas personalmente y aunque todavía no seas impecable con tus palabras.

Si siempre haces lo máximo que puedas, una y otra vez, te convertirás en un maestro de la transformación. La práctica forma al maestro. Todo lo que sabes lo has aprendido mediante la repetición.

Si haces lo máximo que puedas en la búsqueda de tu libertad personal y de tu autoestima, descubrirás que encontrar lo que buscas es sólo cuestión de tiempo. No se trata de soñar despierto ni de sentarse varias horas a soñar mientras meditas. Debes ponerte en pie y actuar como un ser humano. Debes honrar al hombre o la mujer que eres. Debes respetar tu cuerpo, disfrutarlo, amarlo, alimentarlo, limpiarlo y sanarlo. Ejercítalo y haz todo lo que le haga sentirse bien. Tu propio cuerpo es una manifestación de Dios, y si honras a tu cuerpo, todo cambiará para ti. Cuando des amor a todas las partes de tu cuerpo, plantarás semillas de amor en tu mente, y cuando crezcan, amarás, honrarás y respetarás tu cuerpo inmensamente.

Cuando honres estos cuatro acuerdos juntos, ya no vivirás más en el infierno. Definitivamente, no. Si eres impecable con tus palabras, no te tomas nada personalmente, no haces suposiciones y siempre haces lo máximo que puedas, tu vida será maravillosa y la controlarás totalmente.

Los Cuatro Acuerdos son un resumen de la maestría de la transformación, una de las maestrías de los toltecas. Transformas el infierno en cielo. Sólo tienes que adoptarlos y respetar su significado y su poder.

por Miguel Ruiz

SOMOS LO QUE PENSAMOS Y ASI LO MANIFIESTAS



APRENDER EL ARTE DE VIVIR.

No hay mas que echar una ojeada a la vida para darse cuenta de lo abrumados e infelices que se ven la generalidad de los seres humanos en cualquier lugar o ciudad de la Tierra: en la calle, en el autobús, en la oficina o trabajo.
Por todas partes encontramos caras tensas, apuradas, con señales de preocupación y temor, con arrugas de amargura y miedo; rostros cansados, con marcas de desesperación y sufrimiento. En este mosaico de rostros, pocos son los que irradian alegría, satisfacción y esperanza. La humanidad es infeliz, porque no ha aprendido el arte de vivir ni la forma de superar sus dificultades, porque tiene fija su atención en lo malo y destructivo, agrandándolo, multiplicándolo por esta fijación persistente que aumenta su poder y llena la vida de calamidades.
El arte de vivir no se aprende en ninguna escuela ni universidad de la Tierra, aunque tantos estudios hay por todas partes. Experiencias dolorosas y difíciles sirven, generalmente, de aprendizaje; pero como falta la Luz de la comprensión sobre la forma correcta de vivir, la energía y la vida tanto como los poderes y facultades que el hombre tiene SON MAL UTILIZADOS, principalmente el pensamiento, el sentimiento y la palabra. Este mal uso hace caer al ser humano en amargura y sufrimiento, en numerosos problemas que podrían ser evitados si el aprendizaje fuera a base de Luz y conocimiento correcto.
El planeta en que vivimos ha sido, hasta hoy, un mundo de expiación, donde el hombre viene para pagar las deudas tiene con la vida y aprender a base de experiencia. La tierra es un aula del Cosmos, una escuela del inmenso Espacio, donde se aprenden determinadas lecciones muy necesarias para la evolución individual. Hasta el momento presente, y debido a la incorrecta forma de vivir, ha sido un mundo de karma y sufrimiento; pero ya, comenzando la Era de Acuario, Era de Gran Luz, todo eso ha sido dispensado. Se dan infinitas oportunidades para que cada persona se eleve, en lo posible, se libere de su desgraciado vivir y alcance niveles mas altos. La proyección de Luz que se da al Planeta desde "Arriba", en los momentos actuales, es extraordinaria y sorprendente, como jamas en tiempo alguno anterior. Esto sucede, porque ya se ha superado una etapa, termina un gran ciclo y la Tierra tiene que "graduarse", ascender de nivel juntamente con todos los seres humanos que la pueblan. Pertenecemos a la familia de planetas del Sistema Solar y hay un ascenso general. Nosotros llevamos un retraso de mas de cinco mil años. Nos han esperado demasiado y ya el Ciclo se cierra.
En estas clases de Metafísica, vamos a aprender el arte de vivir, el correcto uso de la energía, del pensamiento y sentimiento, así como también todas las demás facultades humanas que han sido dadas al hombre para su bien y felicidad.

martes, 8 de septiembre de 2009

GANDHI- tercera parte de "reflecciones sobre la verdad"

CÓDIGO DE CONDUCTA



Para los voluntarios, en 1930 redacté un código de conducta con nueve puntos:

1. No albergues rencor y sufre la ira del oponente. Rehúsa responder a sus ataques.
2. No te sometas a orden alguna dictada por la ira, aunque haya algún serio castigo a esa desobediencia.
3. Evita insultar o maldecir.
4. Protege al oponente del insulto o el ataque, aun a riesgo de tu vida.
5. No resistas el arresto ni te aferres a propiedades, salvo como delegado del dueño.
6. Niégate a entregar la propiedad que te confiaron, aun a riesgo de tu vida.
7. Si te toman prisionero, compórtate de modo ejemplar.
8. Como miembro de una unidad satyagraha, obedece las órdenes de los líderes satyagraha, y en caso de serio desacuerdo renuncia a integrar la unidad.
9. No esperes garantías para el sustento de dependientes.
*
Los pasos siguientes rigen para toda campaña satyagraha, en la confrontación con un orden establecido:

1. Negociación y arbitraje
2. Preparación del grupo para la acción directa
3. Agitación
4. Emisión de un ultimátum
5. Boicoteo económico y medidas de huelga
6. No cooperación
7. Desobediencia civil
8. Usurpación de las funciones de gobierno
9. Gobierno paralelo
*
Pese a la humillación, a la tempestad, y a eso llamado derrota, soy capaz de conservar mi serenidad, porque mi fe en el Dios-verdad es más profunda que esos remolinos de la superficie. Puede describirse a Dios de mil maneras, pero prefiero adoptar esta fórmula: "La verdad es Dios"

EL CARÁCTER

Estoy predispuesto a repetirlo mil veces para que todos lo sepan. Me identifico hasta tal punto con la causa de la no violencia que preferiría el suicidio a la más íntima infidelidad. Cuando digo esto, no me olvido en absoluto del punto de vista de la verdad. Por cierto, la no violencia permite que la verdad se exprese plenamente.
*
Tu carácter debe estar por encima de toda sospecha, debes ser verídico y tener siempre autocontrol. La prueba más auténtica de civilización, cultura y dignidad es el carácter, no las vestimentas. El lenguaje es un reflejo exacto del carácter y del índice de crecimiento de quien habla.

*
Para mí, el silencio se ha vuelto una necesidad física y espiritual. Al principio, me quedaba en silencio para superar cierta sensación de apremio. En esos días anhelaba tiempo para escribir. No obstante, después de practicarlo durante un tiempo, entendí su valor espiritual. De repente se me cruzó por la cabeza que en esos momentos era cuando podía tener una mejor comunicación con Dios. Ahora, siento como si estuviera naturalmente configurado para el silencio.
*
Los hombres de carácter intachable inspiran confianza con facilidad y automáticamente purifican la atmósfera circundante.

LA VERDAD ES UN PRINCIPIO SOBERANO

Todos sus estudios serán en vano si al mismo tiempo no edificas tu carácter y lograr la maestría de tus pensamientos y acciones.

*
Cualquier coerción sólo puede desembocar en el caos: quien la práctica es culpable de violencia deliberada. La coerción es inhumana.

*
Para mí, la verdad es un principio soberano, que abarca una amplia variedad de otros principios. Esta veracidad no se refiere apenas a la palabra, sino también a los pensamientos, y no sólo a la relativa verdad de nuestra concepción, sino a la verdad absoluta, el principio eterno, o sea, a Dios.

*
Resulta difícil definir a Dios, pero la definición de la verdad está inscripta en el corazón de cada cual. La verdad es lo que cada uno considera verdadero en este concreto instante. Ese es su Dios. Si un hombre adora esa verdad relativa, con seguridad, al cabo de cierto tiempo, llegará a la verdad absoluta, o sea, a Dios.
*
Satyagraha, la desobediencia civil y los ayunos no tienen nada en común con el uso de la fuerza, velada o abierta.
*
Existen innumerables definiciones de Dios, ya que sus manifestaciones son ilimitadas. Todas ellas me colman de admiración y de temor; algunas veces, por un instante, me causan estupor. Pero yo no venero a Dios más que bajo su aspecto de verdad. Todavía no lo he hallado, pero mi búsqueda prosigue. Para llegar a él, estoy dispuesto a sacrificar lo más querido. Si tuviese que sacrificar mi vida, creo que estaría dispuesto a ello. Pero mientras no logre descubrir la verdad absoluta, deberé seguir siendo fiel a la verdad relativa, así como se me presenta.
*
Dios no se encuentra en el cielo ni en el infierno, sino en cada uno de nosotros. En consecuencia, podré ver algún día a Dios, si me consagro al servicio de la humanidad.

Satyagraha es un proceso de educar a la opinión pública, que abarca todos los elementos de la sociedad y que al final se vuelve irresistible... Jamás promueve la venganza: sostiene la conversión, no la destrucción. Sus fracasos se deben a las fragilidades del satyagrahi (defensor no violento de la verdad), no a defecto alguno de la ley en sí.

Conociendo nuestros pueblos originarios

«SOLO PUEDE AMARSE LO QUE SE CONOCE»
Argentina tiene rostro indígena, siempre lo tuvo, aunque muchos cerraran los ojos a esta realidad, o lo que es peor, taparon las miradas de niños y jóvenes para negar su existencia. Y así fueron achicando «horizontes».

A través de este medio, queremos acercar nuevamente los ojos y la atención hacia esta «Argentina Indígena», que hace rato reclama sus derechos y nunca abandonó su dignidad.
Con esta sección, pretendemos despertar en cada joven, en cada niño, educador ó padre, la inquietud para conocer y, de esta manera, respetar a todos los «pueblos indígenas»…

Hoy conoceremos al pueblo:

TEHUELCHE:
El muy digno pueblo tehuelche o patagón no pudo subsistir ante el «ambicioso progreso». No hay muchos testimonios directos ni han legado una cultura escrita al menos comprensible para nosotros (las pinturas rupestres de Cueva de las Manos y otros sitios similares aún tienen mucho para decirnos).

A diferencia de la Conquista del Desierto ocurrida en las provincias de la Patagonia norte; nunca se dieron enfrentamientos armados con los tehuelches en la Patagonia Austral. En particular con los primeros exploradores de la región, la relación ha sido incluso cordial. Desgraciadamente y ya en el siglo XX; llegaron a sufrir persecuciones por solo algunos inescrupulosos terratenientes que llegaban a contratar cazadores pagándoles por indio muerto, del cual debían llevar como prueba primero las orejas y luego sus testículos. Pero son muchísimas más las referencias de respeto hacia la dignidad y capacidad de trabajo de cuanto tehuelche convivió con el blanco.

Ubicación: A la llegada de los españoles existían dos grupos principales con una frontera aproximada en el río Chubut: hacia el Norte, los GÜNÜN-A-KÜNNA (Tehuelche Septentrionales), hasta los ríos Limay y Negro; hacia el Sur los AONIKENK (Tehuelche Meridionales) hasta el estrecho de Magallanes.
Aspecto físico: Poseían un físico desarrollado, lo que les valió que los llamaran Patagones, ya que medían seis pies y diez pulgadas de promedio, de cabeza angosta y larga y cara alargada.
Antonio Pigafetta, un integrante de la expedición de Magallanes, describe así su encuentro con un tehuelche: «Un día, un hombre de figura gigantesca se presentó ante nosotros. Era tan grande que nuestra cabeza llegaba apenas a su cintura. Su cara era ancha y teñida de rojo. Su manto estaba hecho de pieles, muy bien cosidas, de un animal que abunda en este país.».
Usos y costumbres: eran de vida nómade, cazadores de guanacos y avestruces. Los tehuelches se alimentaban sobre todo con la carne (asada o hervida) de los animales que cazaban. También comían huevos de ñandú, calafates, frutillas, raíces y hongos que recogían en la zona. Su vida estaba condicionada por un medio muy hostil: terribles vientos, inviernos muy fríos y escasez de agua, lo que les impidió cultivar la tierra.Armas: Los hombres fabricaban arcos y flechas con punta de piedra, raspadores de piedra y otras herramientas. Solo eran utilizadas para cazar.
Religión: Su religión era similar a la magia, su dios supremo era Elal, a quien se le atribuía la creación de los animales y del indio, además creían en varios espíritus malignos, uno de los cuales era Gualicho, al cual le ofrecían animales sacrificados, dicha ceremonia era realizada por un hechicero.
Los tehuelches, tenían sistemas de creencias basados en mitos, y ritos, no existiendo un sacerdocio sino el tipo de función que suele ser llamada chamanismo. Sus chamanes ejercían la medicina con la ayuda de esos espíritus.Vestimenta: mujeres y hombres usaban taparrabos y se cubrían con unos mantos llamados quillangos que confeccionaban con piel de guanaco y decoraban con dibujos geométricos y colores muy llamativos. Calzaban sandalias de cuero y mocasines de piel. Además les gustaba pintarse la cara y según los colores diferenciaban si estaban en guerra o en paz.
Los Tehuelches se perforaban las orejas para ponerse aritos: los varones se adornaban con uno y las mujeres, con dos
Viviendas y organización social: Los tehuelches acampaban en toldos muy simples que construían con armazones de madera cubiertos con cueros de guanaco. Antes de usar los cueros de los guanacos para hacer toldos, vestimentas y muchas otras cosas, había que limpiarlos y acondicionarlos. Para evitar que la lluvia se filtrara en los toldos, las mujeres impermeabilizaban los cueros con grasa.
Vivían en grupos pequeños, formados por unas pocas familias. Cada uno de esos grupos tenía un jefe que los guiaba en la caza y en las mudanzas, pero que no podía dar órdenes. Los tehuelches eran muy independientes y no reconocían una autoridad mayor a la del padre de familia. Los padres se destacaban por el cariño a sus hijos, a su vez le inculcaban la práctica de equitación, lanzamiento de flechas y boleadoras.
Así eran los patagones, de sangre pura, pero desde el contacto con el blanco empezaron los cambios, su declinación, y su largo período regresivo.

El blanco penetró en la intimidad del toldo tehuelche, recibido como un amigo, al relacionarse con las indias fue procreando un ejemplar defectuoso, por que el huésped era portador de flagelos humanos (sífilis, etc.)Nada queda de los antiguos moradores, la extinción ha sido completa, salvándose lo que es producto de cruzamientos, aunque en escasa medida.

Tehuelches en la actualidad:

En la actualidad, los tehuelches son un grupo que se resiste a extinguirse; pero la realidad es que conforman una raza escasa y por más golpeada.
Los informes recientes, agregan que los descendientes del grupo originario de los tehuelches, ha sufrido el mestizaje con chilenos y criollos. Asimismo, la baja demográfica de esta tribu se debe al alejamiento del linaje y la desaparición de los últimos ancianos.
Al igual que la raza se ha visto afectada por el mestizaje, la desorganización sociocultural hace responsable también a la aparición de individuos extraños al grupo originario. Ya que éstos insertaron nuevos patrones culturales, que se incrementaron, como consecuencia de la ausencia de ancianos, perdiéndose el lenguaje, las creencias y tradiciones.Tierra: Hoy en día habitan en zonas aisladas de Santa Cruz y Chubut, de las cuales no son propietarios. Los tehuelches, altos, fuertes y robustos fueron casi exterminados por gobiernos y estancieros que llegaron a pagar a quien matara un tehuelche.
Organización: Salvo algunos que viven en comunidades, como la de El Chalia o la de Camusu Aike, situadas en tierras pobres reservadas para ellos, la mayoría viven dispersos.Economía: Son pequeños criadores de ovejas y chivos o peones de estancia. Las mujeres realizan tejidos artesanales. Así sobreviven en la pobreza y la marginación.Cultura: Están muy acriollados, han perdido casi toda su cultura. El idioma tehuelche septentrional se perdió por completo y el meridional a punto de desaparecer. Se está intentando recuperar.


Nota publicada por mi en diario "pionero": http://www.pionerodiario.com.ar/
EL NIVEL DE CONCIENCIA.

Todo individuo tiene un nivel de comprensión y aceptación sobre ciertas verdades; cree unas cosas y otras las rechaza y no las admite.
ESTE NIVEL DE COMPRESION Y DE ACEPTACION ES EL ESTADO DE CONCIENCIA el cual se ha ido formando poco a poco a base de experiencias, como resultado del Libre Albedrío.
El nivel de conciencia ES COMO UNA ESCALERA QUE TIENE MUCHOS PELDAÑOS.
Todos los seres humanos de este planeta se encuentran ubicados EN UNO DE ESOS ESCALONES, mas arriba o mas abajo y EL NIVEL DE COMPRENSION QUE HAN ALCANZADO ES SU VERDAD.
En el aspecto espiritual, EXISTEN MUCHOS CAMINOS PARA LOGRAR LA EVOLUCION INTERNA: Filosofías, religiones, escuelas esotéricas. TODOS ESOS NIVELES SON BUENOS NECESARIOS Y SE HAN DE RESPETAR. Un metafísico siempre se comporta en forma comprensiva, tolerante y no entra en discusión o polemica por motivos religiosos o espirituales. no censura nada ni secree mejor, mas inteligente, mas sabio que otros Es importante que comprendas bien eso de la escalera y el nivel de conciencia que son los escalones para vivir en paz con tu prójimo y no ser atacado por la soberbia, por el orgullo espiritual que te haría despectivo hacia lo que parezca "inferior".
Nada hay inferior ni superior sobre este particular, pues son niveles internos que van siendo superados a base de mayor comprensión y de esfuerzo personal.
 
EL NIVEL METAFISICO EN QUE TE ENCUENTRAS.
 
La metafísica tiene muchas expresiones que son distintos niveles de comprension y verdad. Todo conocimiento espiritual que haya superado el escalón religioso, es metafísico. Sabes que existen escuelas serias y sinceras de tipo metafísico, como rosacruces, masones, gnosticos, espiritistas e incluso ahora esta el nivel científico de la Parapsicología. Todos esos niveles metafísicos se han de respetar, pues son necesarios, ya que CADA PERSONA SE UBICA SEGUN SU NIVEL VIBRATORIO Y SU COMPRENSION DE LA VERDAD, EN EL LUGAR QUE LE ES MAS A FIN PARA SEGUIR AVANZANDO.
 
LA FE EN LO INVISIBLE.
Para poder avanzar en la luz, se precisa la fe tanto en lo visible como en lo que no se ve. No obstante, el metafísico es fortalecido por la comprobacion de los resultados.
Quien permanece en la enseñanza, con una mente llena de escepticismo y dudas frecuentes, nada lograra, porque se precisa la Fe "para mover las montañas", como dice la Biblia. No será una Fe ciega, sino basada en el conocimiento y en la practica o comprobación de los resultados. "por los frutos, los conoceréis". Todo se conoce por sus frutos.

LIBERARSE DEL SUFRIMIENTO.
 Has de saber que nadie ha nacido para sufrir; que Dios quiere para todos lo mas bello y glorioso; pero el hombre ha hecho mal uso de la vida. Con su libre albedrío y su humana voluntad, HA MAL UTILIZADO LOS PODERES INTERNOS LA ENERGIA VITAL O SANTO ALIENTO. Debido a esto, la tierra muestra actualmente, esa apariencia de confusión, imperfección y caos.
Es preciso dar un cambio al pensamiento de la multitud, limpiar el mundo de errores, equivocaciones y falsas creencias, apara que el planeta pueda avanzar y ocupar el lugar que le corresponde en el Cosmos. También viene siendo muy urgente liberar la mente y la vida del sufrimiento, enseñar a las multitudes a no aceptarlo mas y que NO ES LA VOLUNTAD DE DIOS EL QUE EL HOMBRE VIVA INFELIZ SOBRE LA TIERRA. Por esta razon, los maestros Ascendidos imparten Instruccion que rompa las cadenas de las
limitaciones y libere la vida definitivamente.

EL NUEVO PENSAMIENTO
Ha de ser aceptado generalmente, pues es lo que ahora se precisa con urgencia. El cambio no puede ser impuesto, sino suavemente buscado por cada individuo y aceptado en su interior. Ya no se precisan dogmas ni rituales ostentosos que impresionen desde afuera, pues el despertar espiritual y el avance en la evolución van de adentro hacia afuera y no de afuera hacia adentro. Nada cambia afuera si primero no se ha efectuado un cambio en lo interno.
Entre las verdades basicas que van libertando del sufrimiento, gestan las siguientes:

TODO SE GENERA EN LA MENTE, EL HOMBRE CREA SU PROPIO DESTINO. Las condiciones de su vida, sus desgracias, sus alegrías, todo es obra suya. DIOS NO ESTA EN LAS NUBES, SINO EN EL PROPIO CORAZON DE CADA SER HUMANO. NO HAY "PECADOS", SINO ERRORES QUE SE PUEDEN CORREGIR. NINGUN "INFIERNO ES ETERNO" Has de poner tu mente en positivo, si quieres que tu vida mejore y dejar a un lado el mundo viejo de sufrimiento, de limitación. HOY ES EL DIA PARA UN NUEVO COMIENZO. Hoy es renovación. Todo proviene del Eterno Presente..


EXTRÍDO DE: guia metafísica nivel básico http://metafisicauniversal.ning.com/

LA METAFÍSICA

La palabra "Metafísica" quiere decir:
”Mas allá de lo físico, o sea, del mundo material y de las realidades concretas. La metafísica enseña verdades que existen y son; PERO NO SE VEN. No obstante, a pesar de ser invisibles, producen ciertos resultados pues de ese mundo invisible sale lo visible y el es la causa de todo cuanto se manifiesta Por ejemplo, la energía no esta en el motor que vemos, sino que procede de lo invisible y, sin embargo, es aceptada como una realidad concreta.

MUCHAS VERDADES EXISTEN; PERO NO SE PUEDEN VER NI TOCAR.
Creemos y aceptamos, normalmente, una serie de fenomenos invisibles, como por ejemplo la electricidad, el magnetismo, el calor, la vida, el amor. Todo eso no se ve como tampoco se ven la ideas que producen las formas materiales. HAY OTRAS REALIDADES, ADEMAS DE LAS QUE VEMOS Y TOCAMOS. Ellas son mucho mas importantes y transcendentales y debemos conocerlas para librarnos de muchos peligros, de dificultades muy comunes en el mundo de las persona ignorante. LA VERDAD TE HARA
LIBRE; por lo tanto, es preciso saber y conocer para no caer en la infelicidad. EL OCULTISMO. La enseñanza espiritual de tipo esotérico, ha sido llamada "'Ocultismo", porque, en tiempo pasado, tenia que permanecer oculta y accesible solo a los buscadores mas sinceros, debido a las persecuciones, tan frecuentes por ignorancia y fanatismo.
Sabrás que en esta Era de Acuario, ya el ocultismo se esta desbaratando por razón del mismo progreso. El avatar de la nueva era: ASCENDIDO MAESTRO SAINT GERMAIN, dio orden de que estas verdades ya no permanezcan ocultas, PUES NO HAY MOTIVO ALGUNO PARA LO OCULTO EN LA ERA DE LA LUZ. Así, la Instrucción se da a todo el que quiere oirla sin distincion alguna, pago de dinero, iniciaciones escondidas ni silencios misteriosos. El velo del "misterio" ha caido. Ya no hay misterios pues a todos corresponde la verdad y todos tienen la inteligencia para entender.

lunes, 7 de septiembre de 2009

que es el YO SOY?

EL YO SUPERIOR
En la lámina YO SOY, que pueden apreciar sobre este txto, rodeándole la cabeza ves un gran círculo de siete bandas, una dentro de la otra. La Figura representa tu YO SUPERIOR que es el Dios de tu pequeño Sistema Solar. Es una chispa de la Divinidad. Es el Agente, el Representante, o el Embajador Plenipotenciario de Dios ante tí. El círculo es un arcoiris de siete colores, Arcoiris completo. Rara vez habrás visto tú el arcoiris completo en la comba celeste. Siempre se ve un segmento. Sólo un pedazo del gran círculo. Eso que te estoy mostrando es tu verdad. Es el Aura de tu Yo Superior. Lo llaman también El Cuerpo Causal. Así eres tú, pues tú eres el mismo diseño universal. Ese arcoiris completo es tu Gloria. Es lo que llamó el Maestro Jesús, los “Tesoros en el Cielo”, pues en cada banda de color se van depositando todos los actos constructivos que tú haces y que has hecho en tus encarnaciones pasadas. Todo lo noble, lo bueno, lo que está de acuerdo con la Voluntad del Padre y con tu Verdad innata. Eso jamás lo perderás. Es lo que llamamos en Metafísica “Tuyo por Derecho de Conciencia”. No puede ser robado ni perdido.

Por el hecho de poseer este Cuerpo Causal es que tienes el derecho de afirmar “Yo Soy Perfecto”. Verás que no te estás refiriendo a tu cuerpo físico ni estás considerándote un absurdo diosecito presuntuoso. Estás hablando de TU VERDAD, y cada vez que lo piensas y lo practicas se acercan más tus dos sistemas: Tu YO Superior y tu YO Inferior.

Tu YO Superior y tu YO Inferior están conectados por medio de un cordón de luz y fluidos color dorado que, partiendo del Yo Superior entra por tu cabeza y se ancla en tu corazón en una llama triple de color azul, dorado y rosa. El hombre ignora esto y por lo tanto su Llama Triple yace en una célula hermética hasta que, o se lo enseñan, o alguien se la despierta voluntariamente por medio de un tratamiento en el cual hace una llamada directamente al Cristo en el corazón. Esa llamita que rompe la cápsula y comienza a arder y a influenciar al individuo es lo que llamamos en Metafíscia “El Cristo Interior”. Son dos entidades vivientes, aunque separadas, pero que forman junto con la Conciencia Terrena, un solo Ser. Tú puedes, y debes, dirigirte a esas dos entidades, hablarles, amarlos, invocar la protección divina en ellos, pues son perfectos, ya lo sabes, y juntos forman ese “YO” que tú nombras constantemente y de quien debes hablar en los más altos y bellos términos. Como ves, es la eterna Trinidad.

Jamás estás solo. Ese “Cristo” en el Maestro Jesús fue el que le dijo: “Hijo, estoy siempre contigo”.

Mientras más lo pienses, lo medites y lo invoques, más cerca lo sentirás. Dale toda tu adoración y recuerda siempre que cuando estés haciendo afirmaciones muy elevadas estás hablando la Verdad porque te estás refiriendo a TU VERDAD, a tu Llama Triple.

EL CUERPO CAUSAL


Los colores en el círculo o Cuerpo Causal, están en el orden siguiente: Primero el AZUL, inmediato a la cabeza. Le sigue el AMARILLO DORADO. Luego siempre hacia afuera, el ROSA. Luego sigue la Banda BLANCA. Luego la VERDE. Luego la ORO-RUBÍ. (Por razones que no nos han sido dadas, no se le llama “anaranjado”) Y por último, la banda VIOLETA.

De la frente le salen siete rayos, uno por cada color, por donde Él irradia Sus (tus) virtudes hacia donde sea necesario. Así es el Macrocosmos. Somos cada uno de nosotros un microcosmos.

Las virtudes de cada color son como sigue:

AZUL: Representa la VOLUNTAD DE DIOS en el Macrocosmos. La Voluntad como virtud, en ti. El Poder. La Fe, el Bien, la Felicidad, el Equilibrio y la Paz.

AMARILLO DORADO: Y Segunda Persona de la Trinidad representa la Inteligencia, Sabiduría, Iluminación, Comprensión y Paz.

ROSA: Amor Divino, Adoración, Opulencia, Belleza y Paz. (Todos los Rayos emiten Paz).

BLANCO: Representa la Pureza, el Arte, la Paz, y logra la Resurrección y la Ascensión.

VERDE: La VERDAD, la Salud, la Sanción, la Música, la Consagración, la Concentración y la Paz.

ORO-RUBÍ: La Gracia, la Providencia, el Suministro (o el “Pan Nuestro de cada día”) y la Paz.

VIOLETA: El Perdón, la Misericordia, la Transmutación y la Paz.

Cuando te hayas aprendido bien estas virtudes, podrás instantáneamente invocar a las Entidades que las rigen, y pedirles que rodeen con su luz a cualquiera a quien tú desees hacer el Bien. Tendrás, por supuesto que aprender también los nombres de estas Entidades, los cuales te daré en breve.


extraído de "metafísica 4 en 1" de Conny Méndez

SABIDURÍA TOLTECA- Tercer acuerdo

«No hagas suposiciones»


El tercer acuerdo consiste en no hacer suposiciones. Tendemos a hacer suposiciones sobre todo. El problema es que, al hacerlo, creemos que lo que suponemos es cierto. Juraríamos que es real. Hacemos suposiciones sobre lo que los demás hacen o piensan -nos lo tomamos personalmente - y después, los culpamos y reaccionamos enviando veneno emocional con nuestras palabras. Este es el motivo por el cual siempre que hacemos suposiciones, nos buscamos problemas. Hacemos una suposición, comprendemos las cosas mal, nos lo tomamos personalmente y acabamos haciendo un gran drama de nada.

Toda la tristeza y los dramas que has experimentado tenían sus raíces en las suposiciones que hiciste y en las cosas que te tomaste personalmente. Concédete un momento para considerar la verdad de esta afirmación. Toda la cuestión del dominio entre los seres humanos gira alrededor de las suposiciones y el tomarse las cosas personalmente. Todo nuestro sueño del infierno se basa en ello.

Producimos mucho veneno emocional haciendo suposiciones y tomándonoslas personalmente, porque por lo general, empezamos a chismorrear a partir de nuestras suposiciones. Recuerda que chismorrear es nuestra forma de comunicarnos y enviarnos veneno los unos a los otros en el sueño del infierno. Como tenemos miedo de pedir una aclaración, hacemos suposiciones y creemos que son ciertas; después, las defendemos e intentamos que sea otro el que no tenga razón. Siempre es mejor preguntar que hacer una suposición, porque las suposiciones crean sufrimiento.

El gran mitote de la mente humana crea un enorme caos que nos lleva a interpretar y entender mal todas las cosas. Sólo vemos lo que queremos ver y oímos lo que queremos oír. No percibimos las cosas tal como son. Tenemos la costumbre de soñar sin basarnos en la realidad. Literalmente, inventamos las cosas en nuestra imaginación. Como no entendemos algo, hacemos una suposición sobre su significado y cuando la verdad aparece, la burbuja de nuestro sueño estalla y descubrimos que no era en absoluto lo que nosotros creíamos.

Un ejemplo: Andas por el paseo y ves a una persona que te gusta. Se vuelve hacia ti, te sonríe y después se aleja. Sólo con esta experiencia puedes hacer muchas suposiciones. Con ellas es posible crear toda una fantasía. Y tú verdaderamente quieres creerte la fantasía y convertirla en realidad. Empiezas a crear un sueño completo a partir de tus suposiciones y puede que te lo creas: «Realmente le gusto mucho». A partir de esto, en tu mente empieza una relación entera. Quizás, en tu mundo de fantasía, hasta llegues a casarte con esa persona. Pero la fantasía está en tu mente, en tu sueño personal.

Hacer suposiciones en nuestras relaciones significa buscarse problemas. A menudo, suponemos que nuestra pareja sabe lo que pensamos y que no es necesario que le digamos lo que queremos. Suponemos que hará lo que queremos porque nos conoce muy bien. Si no hace lo que creemos que debería hacer, nos sentimos realmente heridos y decimos: «Deberías haberlo sabido».

Otro ejemplo: Decides casarte y supones que tu pareja ve el matrimonio de la misma manera que tú. Después, al vivir juntos, descubres que no es así. Esto crea muchos conflictos; sin embargo, no intentas clarificar tus sentimientos sobre el matrimonio. El marido regresa a casa del trabajo. La mujer está furiosa y el marido no sabe por qué. Quizá sea porque la mujer hizo una suposición. No le dice a su marido lo que quiere porque supone que él la conoce tan bien que ya lo sabe, como si pudiese leer su mente. Se disgusta porque él no satisface sus expectativas. Hacer suposiciones en las relaciones conduce a muchas disputas, dificultades y malentendidos con las personas que supuestamente amamos.

En cualquier tipo de relación, podemos suponer que los demás saben lo que pensamos y que no es necesario que digamos lo que queremos. Harán lo que queremos porque nos conocen muy bien. Si no lo hacen, si no hacen lo que creemos que deberían hacer, nos sentimos heridos y pensamos: «¿Cómo ha podido hacer eso? Debería haberlo sabido». Suponemos que la otra persona sabe lo que queremos. Creamos un drama completo porque hacemos esta suposición y después añadimos otras más encima de ella.

El funcionamiento de la mente humana es muy interesante. Necesitamos justificarlo, explicarlo y comprenderlo todo para sentirnos seguros. Tenemos millones de preguntas que precisan respuesta porque hay muchas cosas que la mente racional es incapaz de explicar. No importa si la respuesta es correcta o no; por sí sola, bastará para que nos sintamos seguros.

Esta es la razón por la cual hacemos suposiciones. Si los demás nos dicen algo, hacemos suposiciones, y si no nos dicen nada, también las hacemos para satisfacer nuestra necesidad de saber y reemplazar la necesidad de comunicarnos. Incluso si oímos algo y no lo entendemos, hacemos suposiciones sobre lo que significa, y después, creemos en ellas. Hacemos todo tipo de suposiciones porque no tenemos el valor de preguntar.

La mayoría de las veces, hacemos nuestras suposiciones con gran rapidez y de una manera inconsciente, porque hemos establecido acuerdos para comunicarnos de esta forma. Hemos acordado que hacer preguntas es peligroso y que la gente que nos ama debería saber qué queremos o cómo nos sentimos. Cuando creemos algo, suponemos que tenemos razón hasta el punto de llegar a destruir nuestras relaciones para defender nuestra posición.

Suponemos que todo el mundo ve la vida del mismo modo que nosotros. Suponemos que los demás piensan, sienten, juzgan y maltratan como nosotros lo hacemos. Esta es la mayor suposición que podemos hacer y es la razón por la cual nos da miedo ser nosotros mismos ante los demás, porque creemos que nos juzgarán, nos convertirán en sus víctimas, nos maltratarán y nos culparán como nosotros mismos lo hacemos. De modo que, incluso antes de que los demás tengan la oportunidad de rechazarnos, nosotros ya nos hemos rechazado a nosotros mismos. Así es como funciona la mente humana.

También hacemos suposiciones sobre nosotros mismos y esto crea muchos conflictos internos. Por ejemplo, supones que eres capaz de hacer algo y después descubres que no lo eres. Te sobrestimas o te subestimas a ti mismo porque no te has tomado el tiempo necesario para hacerte preguntas y contestártelas. Tal vez necesites más datos sobre una situación en particular. O quizá necesites dejar de mentirte a ti mismo sobre lo que verdaderamente quieres.

A menudo, cuando inicias una relación con alguien que te gusta, tienes que justificar por qué te gusta. Sólo ves lo que quieres ver y niegas que algunos aspectos de esa persona te disgustan. Te mientes a ti mismo con el único fin de sentir que tienes razón. Después haces suposiciones y una de ellas es: «Mi amor cambiará a esta persona». Pero no es verdad. Tu amor no cambiará a nadie. Si las personas cambian es porque quieren cambiar, no porque tú puedas cambiarlas. Entonces, ocurre algo entre vosotros dos y te sientes dolido. De pronto, ves lo que no quisiste ver antes, sólo que ahora está amplificado por tu veneno emocional. Ahora tienes que justificar tu dolor emocional y echar la culpa de tus decisiones a los demás. No es necesario que justifiquemos el amor; está presente o no lo está. El amor verdadero es aceptar a los demás tal como son, sin tratar de cambiarlos. Si intentamos cambiarlos significa que, en realidad, no nos gustan. Por supuesto, si decides vivir con alguien, si llegas a ese acuerdo, siempre será mejor que esa persona sea exactamente como tú quieres que sea. Encuentra a alguien a quien no tengas que cambiar en absoluto. Resulta mucho más fácil hallar a alguien que ya sea como tú quieres que sea, que intentar cambiar a una persona. Además, ese alguien debe quererte tal como eres para no tener que hacerte cambiar en absoluto. Si otras personas piensan que tienes que cambiar, eso significa que, en realidad, no te aman tal como eres.

¿Y para qué estar con alguien si tú no eres tal como quiere que seas? Debemos ser quienes somos, de modo que no tenemos que presentar una falsa imagen. Si me amas tal como soy, muy bien, tómame. Si no me amas tal como soy, muy bien, adiós. Búscate a otro. Quizá suene duro, pero este tipo de comunicación significa que los acuerdos personales que establecemos con los demás son claros e impecables. Imagínate tan sólo el día en que dejes de suponer cosas de tu pareja, y a la larga, de cualquier otra persona de tu vida. Tu manera de comunicarte cambiará completamente y tus relaciones ya no sufrirán más a causa de conflictos creados por suposiciones equivocadas.

La manera de evitar las suposiciones es preguntar. Asegúrate de que las cosas te queden claras. Si no comprendes alguna, ten el valor de preguntar hasta clarificarlo todo lo posible, e incluso entonces, no supongas que lo sabes todo sobre esa situación en particular. Una vez que escuches la respuesta, no tendrás que hacer suposiciones porque sabrás la verdad.

Asimismo, encuentra tu voz para preguntar lo que quieres. Todo el mundo tiene derecho a contestarte «sí» o «no», pero tú siempre tendrás derecho a preguntar. Del mismo modo, todo el mundo tiene derecho a preguntarte y tú tienes derecho a contestar «sí» o «no».

Si no entiendes algo, en lugar de hacer una suposición, es mejor que preguntes y que seas claro. El día que dejes de hacer suposiciones, te comunicarás con habilidad y claridad, libre de veneno emocional. Cuando ya no hagas suposiciones, tus palabras se volverán impecables.

Con una comunicación clara, todas tus relaciones cambiarán, no sólo la que tienes con tu pareja, sino también todas las demás. No será necesario que hagas suposiciones porque todo se volverá muy claro. Esto es lo que yo quiero y esto es lo que tú quieres. Si nos comunicamos de esta manera, nuestras palabras se volverán impecables. Si todos los seres humanos fuésemos capaces de comunicarnos de esta manera, con la impecabilidad de nuestras palabras, no habría guerras, ni violencia ni disputas. Sólo con que fuésemos capaces de tener una comunicación buena y clara, todos nuestros problemas se resolverían.

Este es, pues, el Tercer Acuerdo:
No hagas suposiciones.


por Miguel Ruiz

SÉPTIMA PROFESÍA MAYA


Esta profecía Maya nos habla del momento que en el que el sistema solar en su giro cíclico sale de la noche para entrar en le amanecer de la galaxia, dice que los 13 años que van desde 1999 al 2012 la luz emitida desde la galaxia sincroniza a todos los seres vivos y les permite acceder voluntariamente a una transformación interna que produce nuevas realidades, Que todos los seres humanos tienen la oportunidad de cambiar y romper sus limitaciones, recibiendo un nuevo sentido: la comunicación a través del pensamiento, los hombres que voluntariamente encuentren su estado de paz interior, elevando su energía vital, llevando su frecuencia de vibración interior del miedo hacia el amor, podrán captar y expresarse a través del pensamiento y con el florecerá el nuevo sentido.


La energía del rayo transmitido desde le centro de la galaxia activa el código genético de origen divino en los hombres que estén en una frecuencia de vibración alta, este sentido ampliará la convivencia de todos los hombres, generando una nueva realidad individual, colectiva y universal, una de las transformaciones mas grandes ocurrirá a nivel planetario, pues todos los hombres conectados entre si como un solo todo, dará nacimiento a un nuevo ser en el orden genético, la reintegración de las conciencias individuales de millones de seres humanos despertará una nueva conciencia en la que todos comprenderán que son parte de un mismo organismo gigantesco. La capacidad de leer el pensamiento entre los hombres revolucionará totalmente la civilización, desaparecerán todos los límites, terminará la mentira para siempre porque nadie podrá ocultar nada, comenzará una época de transparencia y de luz que no podrá ser opacada por ninguna violencia o emoción negativa, desaparecerán las leyes y los controles externos como la policía y el ejército, pues cada ser se hará responsable de sus actos y no habrá que implementar un derecho o deber por la fuerza. Se conformará un gobierno mundial y armónico con los seres más sabios del planeta, no existirán fronteras ni nacionalidades, terminarán los limites impuestos por la propiedad privada y no se necesitará el dinero como medio de intercambio; se implementarán tecnologías para manejar la luz y la energía y con ellas se transformará la materia produciendo de manera sencilla todo lo necesario, poniendo fin a la pobreza de siempre. La excelencia y el desarrollo espiritual serán el resultado de hombres en armonía que realizan las actividades con las que vibran mas alto y al hacerlo expandirán su nivel de comprensión sobre el orden universal, con la comunicación a través del pensamiento aparecerá un súper sistema inmunológico que eliminará las vibraciones bajas del miedo producidas por las enfermedades, prolongando la vida de los hombres, la nueva era no necesitará del aprendizaje del contraste inverso producido por las enfermedades y el sufrimiento que caracterizaron miles de años de historia.

Los hombres que conciente y voluntariamente encuentren paz interior, entran en una nueva época de aprendizaje por contraste armónico, la comunicación y la reintegración hará que las experiencias, los recuerdos individuales y conocimientos adquiridos estén disponibles sin egoísmos para todos los demás, será como una Internet a nivel mental que multiplicará exponencialmente la velocidad de los descubrimientos, y se crearán sinérgias nunca antes imaginadas. Se acabarán los juicios y los valores morales que cambian con las épocas, como la moda, se comprenderá que todos los actos de la vida son una manera de alcanzar una mayor comprensión y armonía, el respeto será el elemento fundamental de la cultura, transformará al individuo y a la comunidad y colocará a la humanidad en la posibilidad de expandirse por la galaxia, las manifestaciones artísticas y las actividades recreativas comunitarias ocuparán la mente humana, miles de años fundados en la separación entre los hombres que adoraron a un Dios lejano que juzga y castiga, se transformarán para siempre, el hombre vivirá la primavera galáctica, el florecimiento de una nueva realidad basada en la integración con el planeta y todos los seres humanos para en ese momento comprender que somos parte integral de un único organismo gigantesco y nos conectaremos con la tierra, los unos con los otros, con nuestro sol y con la galaxia entera; todos los hombres comprenderán que el reino mineral, vegetal, animal y toda materia esparcida por el universo a todas escalas desde el átomo hasta la galaxia, son seres vivos con una conciencia evolutiva, a partir de sábado 22 de diciembre del año 2012 todas las relaciones estarán basadas el la tolerancia y la flexibilidad, pues el hombre sentirá a otros como otra parte de si mismo.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Ghandi 2º parte- Reflecciones sobre la verdad

¿Qué es la verdad?




¿Qué es la verdad? El asunto contiene sus dificultades. En lo que me concierne, las he resuelto diciendo que es la voz interna que nos habla. Me preguntarán: ¿Cómo sucede entonces que hay diversos espíritus que conciben verdades disímiles y hasta opuestas? Ocurre que el espíritu humano tiene que pasar por innumerables intermediarios antes de elaborar una conclusión, y su evolución no es la misma en todos.

*
La verdad jamás daña a una causa justa.
*
En la verdad, percibo la belleza: Ia descubro a través de la verdad. Todo lo que es verdad, no apenas las ideas exactas, sino también los rostros francos, los retratos fieles y los cantos más naturales son objetos de belleza, e inclusive de inmensa belleza a veces. Son poquísimos los que saben discernir la belleza que emana de la verdad.
*
Sin duda, lo que a uno puede parecer un yerro manifiesto, a otro puede parecerle sabiduría pura. Y nada puede hacer, aunque sea víctima de una alucinación.

*

No tengo nada nuevo para enseñarle al mundo. La verdad y la no violencia son tan antiguas como las montañas. Todo lo que hice fue tratar de experimentarlas en la mayor escala posible.

*

El silencio ayuda mucho a quien, como yo, procura la verdad. En un estado de silencio, el alma encuentra el sendero iluminado por la luz más clara, y lo que era esquivo y engañoso, es resuelto por una claridad cristalina. Nuestra vida es una prolongada y ardua búsqueda de la verdad. Y para alcanzar la cima más elevada, el alma requiere reposo interior.

*

Las creaciones realmente bellas aparecen cuando surge la comprensión verdadera. Si estos momentos son raros en la vida, también son raros en las artes.

*

La verdad es como un inmenso árbol que brinda más y más frutos cuanto más se lo nutre. Cuando más hondo se excava en la mina de la verdad, más ricos son los descubrimientos de las gemas allí existentes, lo cual abre todavía mayores variedades de servicio al prójimo.
*

Cuando la contención y la cortesía se unen a la fortaleza, esta última se vuelve irresistible.

*

Si aspiramos a ser hombres que caminan con la cabeza erguida y no sobre cuatro patas, comprendamos de una vez por todas que debemos someternos voluntariamente a la disciplina y a las restricciones... Satyagraha no comienza ni termina con la desobediencia civil.

*

En todas partes veo que cunden la exageración y la mentira. Pese a todos mis esfuerzos, no alcanzo a saber dónde se esconde la verdad. No obstante, tengo la impresión de que me aproximo a ella, a medida que disminuye la distancia que me separa de Dios.


SATYAGRAHA

Satyagraha es gentil, jamás lastima. No puede ser resultado de la ira o la malicia. jamás hace estrépito, nunca es impaciente ni vocifera. Es el opuesto directo de la compulsión. Se concibió como sustituto completo de la violencia.

*
Si tuviéramos una visión plena de la verdad, ya no buscaríamos a Dios, sino que seríamos uno con él, porque la verdad es Dios. Mientras no lo logremos, seremos imperfectos. Por consiguiente, la religión -tal como ia concebimos- también tiene que ser imperfecta: está sujeta a evolución.

*

La palabra satya (verdad) deriva de sat que significa "ser". Nada es o existe realmente, excepto la verdad. Tal es el motivo de que sat o verdad sea quizás el nombre más importante de Dios. En efecto, es más correcto decir que la verdad es Dios que decir Dios es la verdad.

*
Satyagraha es una fortaleza que pueden ejercer tanto los individuos como las comunidades, tanto para cuestiones políticas como domésticas. Su aplicabilidad universal demuestra lo perdurable e invencible que es. Pueden usarla indistintamente hombres, mujeres y niños. Y es absolutamente falso decir que a esta fuerza la utilizan solamente los débiles mientras son incapaces de enfrentar a la violencia con violencia.

*
La devoción a esa verdad es la única justificación de nuestra existencia. Todas nuestras actividades deberían estar centradas en la verdad. La verdad debería ser nuestro aliento de vida. Una vez que el peregrino llegue a esa etapa de su evolución, las demás reglas del correcto vivir surgirán sin esfuerzo, siendo instintiva la obediencia a tales reglas. Sin embargo, sin la verdad sería imposible observar ninguna regla o principio de vida.

*
Verdad (satya), que implica amor, y firmeza (agraha), confluyen y por lo tanto sirven como sinónimo de fortaleza. De ese modo comencé a llamar al movimiento hindú, es decir, satyagraha, la fuerza no violenta que nace de la verdad y el amor, y desistí de usar la denominación "resistencia pasiva".

*
Al haberme iniciado en satyagraha, he advertido que si se quiere alcanzar la verdad, en vez de recurrir a la fuerza hay que apartar al adversario de su error, con paciencia y bondad. Porque lo que a unos les parece verdad, a otros puede parecerles falso. Por otra parte, esa obra de paciencia significa que uno debe hacer recaer sobre sí todos los padecimientos necesarios. De este modo, la verdad se da a conocer, no por sufrimientos infligidos a los demás, sino por los que uno se impone.

*

La belleza de satyagraha es que viene hacia ti, no hace falta que salgas en su búsqueda.