BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

jueves, 3 de noviembre de 2011

meditaciones con los ángeles 03 de noviembre


LA PÉRDIDA Y LA NOCHE NEGRA DEL ALMA


Consejo de los ángeles:
"Pues el que quiera salvar su vida (temporal, su comodidad y su seguridad en este mundo), la perderá (la vida eterna); y el que pierda su vida (su comodidad y su seguridad en este mundo) por mí, la hallará (la vida eterna)
MATEO 16:25, Biblia ampliada

Cuando nos encontramos en la "noche negra del alma" a causa de una pérdida, nos enfrentamos con la muerte. Una noche negra del alma es una experiencia mística, porque nos trae el misterio bajo muchas formas. Cuando nos atenaza el dolor, llegamos a pensar que sólo la muerte puede salvarnos, pero luego surge de lo más profundo del alma una voz que nos dice: "¡No! La muerte no salva; es el momento de levantarse y luchar por la vida". Ha llegado el momento de ponerse en pie, soportar el fuego y dejar que la vida se desarrolle. Los ángeles estarán a nuestro lado, como comadronas, no para librarnos del dolor del nacimiento, sino para asistirnos, para facilitarnos la labor hasta que despertemos a la nueva luz de la conciencia de lo sagrado que nos llenará de fuerza el alma.

Escribe lo que te diría Dios en un momento de dolor o pérdida. No dejes de escribir hasta que notes que la verdad aflora en ti. No dejes de escribir hasta que el sonido sagrado de los latidos de tu corazón entre en sintonía con el alto coro de los ángeles cantores. Mantente contigo y con tu dolor hasta que tu alma salga a flote en el agua de la vida. Dios bendice tus fracasos y tus pérdidas; mira todo lo que te han aportado.

Meditación de los ángeles:
Nunca olvidaré que esas noches negras siempre dan paso al día