BIENVENIDOS

*EN ESTE SITIO TRATAMOS DE EXPONER LAS LEYES DEL UNIVERSO, SABER COMO RESPETARLAS PARA LOGRAR VIVIR EN ARMONÍA CON ÉL.
*CONCIENTIZARNOS DEL DAÑO QUE SE PRODUCE A DIARIO A NUESTRA AMADA "MADRE TIERRA".
*APRENDER A VIVIR EN ARMONÍA ENTRE NOSOTROS.
El UNIVERSO ES AMPLIO Y TODO LO QUE ABARCA TAMBIÉN.

"NO SE QUEDE SOLO CON LAS ENSEÑANZAS TRADICIONALES..."

EL UNIVERSO TODO LO VE, TODO LO ESCUCHA...

martes, 1 de noviembre de 2011

meditaciones con los ángeles 01 de noviembre


DEMASIADO RUIDO


Consejo de los ángeles:
Silencio y sordera no son la misma cosa

Vivimos en un mundo ruidoso. Mucho tiempo atrás, antes de que los coches, las bocinas, los teléfonos, las televisiones y los estampidos dominaran la Tierra, también existía el ruido, pero no era lo mismo. Se oía el canto de los grillos o el rumor de los ríos; voces de la Naturaleza que no perturbaban el delicado equilibrio del ecosistema. Sin embargo, en nuestra época los ruidos mecánicos han sofocado los ruidos naturales, alienándonos de nuestro entorno natural y, lo que es más grave, de nuestra voz interior. Los ángeles nos instan a que encontremos espacios de silencio, apartados del ruido cotidiano, adonde retirarnos a descansar, a practicar la contemplación o a escuchar esas voces sabias que probablemente están tratando de abrirse camino dentro de nosotros. Una media hora de silencio, sea en la cama o en el pico de una montaña, puede ejercer un efecto extraordinariamente beneficioso sobre el cuerpo, la psique o el espíritu.

Probablemente huyes del silencio porque quieres eludir el cultivo de tu interioridad o por miedo a la soledad o el abandono, pero los ángeles te garantizan que practicar regularmente el silencio y el apartamiento te ayudará, como ninguna otra cosa, a sentirte conectado con el mundo. A medida que aprendemos a estar bien solos y sintonizamos mejor con la sabiduría del alma, el espíritu se hace más amable y las personas que nos rodean captan la serenidad y la calmada fortaleza que desprendemos de un modo natural.

Meditación de los ángeles:
Es en los momentos de quietud cuando mi alma habla y mi espíritu se renueva